Otra víctima del odio


josecabrejos  
Hace unos días dejó de existir en Lima el general de división del ejército (en retiro) José Cabrejos Samamé, un oficial con una trayectoria impecable. La muerte lo sorprendió cuando presidía la Asociación de Oficiales Generales de las fuerzas armadas (Adogen). Estaba enfermo desde hace un tiempo, pero el mal se le agravó por un fuerte estrés que sufrió durante una audiencia judicial, una semana antes de su deceso.

Cabrejos fue citado como testigo en un juicio por presuntos delitos cometidos por militares en la década de los años 80’, durante la guerra contra Sendero Luminoso en defensa de la democracia. Por su estado de salud, Cabrejos se excusó de asistir, pero el abogado Carlos Rivera, de la ONG IDL, y el fiscal Luis Landa, exigieron que el tribunal lo citara de grado o fuerza, alegando que se trataba de una “maniobra”.

Al enterarse de ello, y aún contra la voluntad de sus médicos, el general decidió testificar. Fue tanta la presión de Cabrejos que los médicos aceptaron con la condición de que la audiencia se realizara en el Hospital Militar, donde estaba internado, en un ambiente especial.

Testigos presentes cuentan que cuando Cabrejos ingresó a la sala, en una silla de ruedas, con una máscara de oxígeno y otros aparatos conectados a su cuerpo, acompañado de un médico y una enfermera, el abogado Rivera –otrora militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que promovía la lucha armada – sonrió con sarcasmo evidente.

Durante varios pasajes de la audiencia, sobre todo cuando lo interrogaron Rivera y Landa – según los mismos testigos-, Cabrejos se indignó tanto que se agitó en extremo. Cuando fue retirado de la sala salió muy agotado. El fuerte estrés lo afectó mucho y un mes después falleció.

Un caso similar ocurrió hace dos años, cuando la fiscal Cristina Olazabal y las ONG exigieron que el coronel EP (r) César Martínez Uribe sea interrogado, pese a que estaba enfermo y hospitalizado. Al final la fiscal impuso su voluntad, Martínez fue interrogado, y un mes después murió.

En el caso del general Cabrejos, lo más probable es que, de no haber sido sometido a un estrés estando mal de salud, hoy estaría con vida. Y jamás hubiese tenido que pasar por ese trance si Rivera y Landa no hubiesen insinuado que estaba haciéndose el enfermo.

¿Por qué hicieron eso Rivera  y Landa? ¿Les constaba que Cabrejos estaba simulando una enfermedad, o se dejaron arrastrar por la aversión a los militares? ¿Puede ser tan insensibles y crueles personan que se proclaman defensores de los derechos humanos? ¿Hasta cuándo algunos jueces van a seguir sometiéndose a la voluntad de abogados politizados e inhumanos? ¿Acaso el tribunal no pudo constatar el estado de salud de Cabrejos y prevenir los riesgos?

Cabrejos fue sepultado con honores que le rindieron el ejército, sus discípulos y amigos, que lo despidieron en la sede de la Adogen. Fue una muerte absurda que pudo evitarse, por eso quedará en la conciencia de quienes la precipitaron por una sola razón: Odio. Si es que tienen conciencia.

 

7 comentarios en “Otra víctima del odio

  1. O
    OSCAR RICARDO DICE;
    Que bien que Robles escriba sobre sobre estas facetas de odio y abuso de jueces timoratos. Bien
    porque no hay como eludir a la opinión pública. No creo que Rivera, ni Landa tengan algún arrepentimiento. Su odio es más fuerte que cualquier actitud de humanidad. En el Perú hay gente que se consume en odio y siguen ciegos a Vargas Llosa. Para ellos los militares, que vencieron a los criminales de Sendero, son el enemigo.

    • ES LAMENTABLE QUE SIGA SUCEDIENDOSE ESTAS COSAS PORQUE NADIE PUEDE POLITICAMENTE IMPEDIRLO LOS FISCALES Y JUECES CAVIARES LES SIGUEN EL JUEGO A LOS INCAPACES Y CORRUPTOS ABOGADOS DE IDL

  2. Q.E.P.D el Gral. (r) Cabrejos, las más sentidas condolencias a toda su familia.Las gracias por su valor en defensa del Estado de derecho y la paz del Perú luchando contra los criminales terroristas, que FINALMENTE TERMINA SIENDO VÍCTIMA DE ÉSTOS Y DE LOS CAVIARES DEFENSORES PRO TERRORISTAS

  3. REALMENTE QUE ABSURDO ES ESTO, TUVE EL GRAN HONOR DE NO SOLO TRABAJAR CON EL GENARAL CABREJOS, SINO TAMBIÉN DE SER SU AMIGO, UN EXCELENTE OFICIAL, GRAN PADRE, Y UN MAGNIFICO SER HUMANO, ONESTO, INTELIGENTE, Y MEJOR AMIGO. ESTO ES INCONCEBIBLE, UN HOMBRE QUE ESTANDO EN INSTITUTO DENTRO DEL CUAL SE REALIZARON INFINIDAD DE FELONIAS, ESTE INCREIBLE HOMBRE, SUPO MANTENERSE AL MARGEN, DEMOSTRANDO QUE LA HONESTIDAD Y LA RECTITUD, ES UN DOGMA DE VIDA, ES UNA GRAN PERDIDAD PARA LOS QUE TUVIMOS EL PRIVILEGIO DE CONOCERLO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s