De Soto y la historia “oficial”

ronderos   Hernando de Soto acaba de publicar un ensayo extraordinario en el que intenta responder la pregunta que se hacen hoy muchos peruanos: ¿Cómo y cuándo emergió el nuevo Perú que asombra al mundo con su pujante clase media?

El ensayo de De Soto no solo responde esa interrogante con un relato distinto y documentado, sino que además confronta la “verdad oficial” que la izquierda y la derecha elitista pretenden imponer a la sociedad a partir de una “historia” sustentada en medias verdades y en hechos distorsionados o sencillamente ocultados. Veamos algunos “mitos” que confronta el ensayo del autor de El Otro Sendero:

– Sendero fue derrotado por el GEIN.-   De Soto demuestra que el aporte decisivo para la victoria le pertenece al ejército de 120 mil campesinos que se organizaron por su cuenta, desde 1982, en defensa de sus tierras y sus mercados, que estaban siendo expropiados y prohibidos por Sendero. Abimael Guzmán fue capturado por excelentes policías después de que SL ya había sido derrotado en el campo.

– Los campesinos eran “paramilitares” organizados por el estado.- Falso. Los comités de autodefensa nacieron de manera espontánea. Solo algunos jefes militares les dieron ayuda por su cuenta y riesgo, en determinados momentos, porque el Estado no quiso comprometerse con ellos y les dio la espalda.

– Eran “primitivos incompatibles con el derecho peruano”.- Mientras las élites políticas e intelectuales limeñas, representadas en Mario Vargas Llosa, ignoraron en 1983 la rebelión campesina y categorizaron a sus protagonistas como “primitivos” incompatibles con la legalidad peruana, a fines de los 80’ e inicios de los 90’ un conjunto de reformas inspiradas en el ILD incluyeron a esos peruanos en el derecho y gracias a ello ahora integran la nueva clase media como empresarios, comerciantes o profesionales.

– “El crecimiento económico empezó el 2000”.- De Soto revela que el crecimiento económico actual y la victoria final sobre el terrorismo son fenómenos indesligables porque se lograron gracias a reformas y actos políticos realizados entre 1987 y 1992, que permitieron primero legalizar al ejército campesino que derrotó a SL, reinsertar al Perú en el sistema financiero global y fijar las bases de la nueva economía que incubó a la actual clase media emergente y popular.

– “La guerra con SL nos debe avergonzar a los peruanos”.- El ensayo de De Soto revela que la rebelión campesina ha sido disminuida en el relato “oficial” de la historia que las élites de izquierda y derecha pretenden imponer. La gesta de 120 mil campesinos ha sido ocultada y la guerra reducida a unos cuantos crímenes de militares y a la “captura de Guzmán por el GEIN”.

– “El cambio  lo hizo Toledo”.- El relato de Hernando de Soto señala que los cambios que hicieron posible los logros que vemos hoy hubiesen sido imposibles sin el concurso de la clase política que, consciente o intuitivamente, aceptó las reformas. Todos los sectores políticos y sociales del país estuvieron de acuerdo en aplicar las recetas económicas de ajuste y apertura económica porque hicieron suyas las ideas del ILD recogidas en El Otro Sendero.

El mayor aporte de De Soto está en que abre un debate sobre los más importantes fenómenos políticos, sociales y económicos de los últimos tiempos. Esperamos que el debate continúe porque cuanto mejor conozcamos nuestro pasado, y en particular cómo construimos el Perú actual, alejaremos el riesgo de repetir los errores que nos llevaron al fondo del abismo en los 80’.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s