El gobierno se mete a la campaña

villaran y humala  La izquierda juega sucio en la campaña por salvar de la revocación a la alcaldesa Susana Villarán. El eje de su estrategia (“Si votas por el SÍ estás con los “mafiosos” y los “corruptos”. Si votas por el NO eres “ético” y “progre”) es una vieja forma de manipular. Pero ahora tenemos una novedad: El gobierno se ha metido en la campaña a favor de Villarán.

El Ejecutivo ha intervenido por medio del ministro de Defensa, Pedro Cateriano, quien le ha echado una mano a Villarán lanzando un psicosocial que pretende “confirmar” que “los corruptos” están a favor del SÍ. Me refiero a la “denuncia” de supuestos actos ilícitos en la contratación de asesores militares israelíes el año 2010, presentada de manera maliciosa en un comunicado de prensa del ministerio de Defensa.

En política no hay causalidades. El verdadero objetivo de la “denuncia” es echar lodo sobre Rafael Rey con el propósito de descalificarlo moralmente. El mensaje subliminal es claro: “uno de los mayores referentes morales de quienes apoyan el SÍ también sería un corrupto”. Pero como la mentira siempre tiene patas cortas, los indicios que la delatan saltan a la vista.

El primero es la oportunidad de la “denuncia”, justo en la recta final de la campaña. El segundo es la extraña demora en darse cuenta del supuesto ilícito: ¡tres años después! ¿Tan lerdo es el gobierno? El tercer indicio es más claro: El contrato se firmó después de que fue revisado y autorizado por la Contraloría General de la República, autora de la denuncia fiscal. ¿Se ha incluido en ella el contralor Fuhad Kohuri? Claro que no, al parecer él mismo se excluyó.

El cuarto indicio es escandaloso: El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, presenta graves acusaciones contra oficiales bajo su mando ante los medios de comunicación, y después los amordaza prohibiéndoles que salgan a defenderse. Si actúa limpiamente  ¿por qué Cateriano tiene miedo de que los oficiales implicados digan su verdad en público?

Pero más escandaloso es que el gobierno haya filtrado una parte del contrato a un diario. Rafael Rey ha llamado a esto – con justa razón – una cobardía, y ha exigido que Cateriano levante la reserva militar sobre el todo el contrato, para que se conozca la verdad. ¿Se atreverá a hacerlo?

Quedan tres semanas para la decisión en las urnas. El tiempo es corto, pero seguiremos viendo una campaña millonaria del No, con más apoyo del gobierno, plagada de psicosociales. Pronto la pareja presidencial anunciará su respaldo a la alcaldesa. Y Patria Roja, Tierra y Libertad y los demás radicales seguirán quietos hasta después del 17 de marzo, para no ahuyentar votos.

Pero a estas alturas será difícil doblegar la férrea voluntad de la mayoría de los limeños de revocar a una alcaldesa ineficiente que, con una propaganda millonaria en radio, TV y enormes carteles, apenas ha subido en las principales encuestas a un 36%. El SÍ, en cambio, sigue firme sobre el 56%. Y esto sin hacer campaña.

 

Anuncios

Un comentario en “El gobierno se mete a la campaña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s