Encuestas y realidades

Imagen  Dos encuestas han destacado esta semana en el ámbito político. La primera ha sido el 61% de respaldo ciudadano al pedido de revocar el mandato de la alcaldesa Susana Villarán, y la segunda el 52& de aprobación ciudadana a la gestión del presidente Ollanta Humala. ¿Que nos dicen ambas cifras?

La izquierda dirá seguramente que el 61% es la foto del momento, y que nada está dicho aún, pero este argumento vale cuando no hay tendencias estadísticas de por medio, y en este caso sí hay una tendencia clara que viene de varias encuestas atrás, que ha crecido en el sector femenino (65%) y que se ha afirmado en el sector popular, donde la desaprobación de la burgomaestre supera el 71%.
Otro hecho saltante de la primera encuesta es que la principal base social de Villarán está hoy en los segmentos  A y B, lo cual resulta una ironía: los sectores más ligados al mundo empresarial sostienen a una alcaldesa que gobierna Lima de la mano con Tierra y Libertad, y Patria Roja, los partidos que truncaron Conga y que buscan truncar otras inversiones. Extraña mezcla.
Pero más allá del sondeo y de nuestras simpatías o discrepancias con la institución de la revocatoria, el proceso en marcha será una elección política en esencia, por eso los marxistas de todos los matices – inclusive la senderistas – han cerrado filas alrededor de la alcaldesa.
Han comprendido que si Villarán gana la revocatoria todos ellos se fortalecerán y tendrán abierto el camino para recuperar protagonismo político el 2016, por qué no con la alcaldesa como candidata; y que si pierden desaparecerán del escenario político mayor por mucho tiempo.
 

En cuanto al respaldo ciudadano al presidente Humala nos complace porque fortalece a la institución presidencial, elemento fundamental de nuestra democracia.  Lo que muchos nos preguntamos es ¿cómo es posible que Ollanta Humala disfrute de tan importante respaldo sin haber realizado una reforma importante en el país?
Ese apoyo, a mi juicio, es fruto del bienestar material que siente la población gracias al crecimiento económico del país. La gente le agradece a Humala que no haya cambiado el rumbo económico. Esto lo debería tener muy claro el presidente para no equivocarse.
Humala está cosechando hoy los frutos del árbol que sembró Alberto Fujimori y que después creció a la sombra de Alejandro Toledo y de Alan García, a despecho del anterior Ollanta Humala opositor y candidato, que hizo todo lo posible para arrancarlo de raíz.
El presidente de la república debe sentirse satisfecho por el apoyo ciudadano, pero si cree que es por lo que está haciendo su gobierno se equivoca. El respaldo debe servirle para sacudirse de los viejos prejuicios que imperan en su gestión y que están frenando el avance del país, y para encarar con decisión las grandes reformas que reclama el Perú para consolidar su desarrollo.
Si lo hace, Humala recién podrá decir que su forjó su popularidad con su propio esfuerzo y no con el de sus antecesores.

3 comentarios en “Encuestas y realidades

  1. Definitivamente resulta evidente la incapacidad manifiesta de esta señora..como dicen la casaquilla le quedò demasiado ancha….! es mas..solo se ha dedicado a lo suyo..la clasica de los caviares…puro talleres..encuentros..y demas yerbas…donde se han despilfarrado millonarias cantidades…! ella misma se esta revocando..maxime cuando quiere convencernos…que el huaycazo del Rimac…estaba “previsto”….!

    y el otro Señor..se esta agarrando a las justas..del timon en piloto automatico…de las inversiones propiciadas por la Constitucion del 93..es decir por el gobierno del Presidente Fujimori …! lamentablmente desperdiciadas por la borrachera y corrupcion organizada de los sucecivos desgobiernos…de toledo y garcia…que hasta ahora no los han tocado…ni con el petalo ..de la fiscalia ni los jueces venales …”seembrados” con anterioridad…!

    Esperemos que no salga con algun disparate….”bolivariano”…como se puede oler..al juntarse a los otros…!

  2. Lo que la izquierda está empezando a decir -para variar- es que las encuestadoras son pagadas y las encuestas están compradas (La Primera). El viejo cuento de cuestionar las encuestas y encuestadoras cuando las cifras no les gustan.

    Sin duda es correcto lo que dice sobre Ollanta. Sin embargo, lo más probable es que OH interprete el apoyo como resultado de sus programas sociales, ya que es lo único que él ha hecho. El resto, todos sabemos que es piloto automático.

    Lo irónico es que los señoritos que pasan el verano en Asia no quieran perderse un domingo de playa para ir a votar. Las clases A/B nunca han tenido conciencia política.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s