Luces y sombras del 2012

Imagen El 2012 ha sido un año de luces y sombras: avanzamos en la construcción del bienestar que anhelamos para nuestros hijos, pero hemos sido incapaces de resolver los problemas que agobian hoy en día a los peruanos: inseguridad ciudadana, servicios públicos deficientes, terrorismo y narcotráfico.

Los hechos más positivos han sido la unidad nacional durante los alegatos orales en el litigio limítrofe marítimo con Chile ante la Corte de La Haya, la madurez que mostraron Chile y el Perú en el manejo del problema, y la irrupción de la nueva clase media como fruto del crecimiento económico. Pocos, pero esperanzadores y trascendentales.

Los más lamentable han sido la cancelación de proyectos de inversión mineros y petroleros debido a la falta de autoridad frente a los grupos radicales antisistema y a la tramitología, la paralización de la reforma de la educación; el crecimiento de los grupos terroristas, y el uso político por el gobierno del pedido de indulto a Alberto Fujimori.

Los alegatos en La Haya infundieron confianza los argumentos que sustentan la demanda peruana, en tanto que la actitud de los negociadores chilenos y peruanos generaron una atmósfera civilizada que diluyó algunos pocos mensajes beligerantes.

La presentación de la nueva clase media confirmó el despegue del país después de una década de reconstrucción de la economía devastada por políticas estatistas y populistas. Hoy el 60% de los peruanos pertenecen a la clase media.

En las sombras, Conga, un proyecto aprobado por las comunidades campesinas de su zona de influencia, abortó porque el gobierno se negó a enfrentar a la violencia antiminera. Cajamarca es hoy la única región que vive en recesión.

Cuando Óscar Valdés encaró a los radicales, el presidente Ollanta Humala lo reemplazó por un Gabinete de izquierda que mandó Conga a las calendas griegas. Y como el mal ejemplo cunde, dos petroleras abandonaron el país y se canceló la construcción de la hidroeléctrica de Inambari.

Cuando los demócratas exigimos autoridad no defendemos a las compañías mineras, sino a las comunidades campesinas que son agredidas y usurpadas en su representación por los radicales.

La única reforma importante de la última década –de la educación– fue paralizada por segundo año consecutivo en agravio de los hijos de los pobres. Dos años paralizada para que al final el Congreso haya aprobado una ley similar con algunos ajustes positivos.

El pedido de indulto de Alberto Fujimori, quien sufre una depresión que le agrava el cáncer que padece, ha sido utilizado por el gobierno como una cortina de humo en los últimos meses. Qué ironía cruel que mientras Fujimori se muere, terroristas excarcelados injustamente hace hoy de las suyas en el Movadef y los “frentes de defensa”.

Les deseo un 2013 mejor a todos los peruanos, en especial a los miembros del gobierno. Ojalá que reflexionen y enmienden sus errores del 2012, para que haya más seguridad, mejor educación, agua y atención médica para todos, más empleo, más bienestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s