Cambio en el gabinete, urgente

  La ministra de Justicia, Eva Rivas, ha incurrido en las últimas semanas en graves violaciones del estado de derecho que hacen insostenible su continuidad en el Ejecutivo. Por decoro y por lealtad al presidente, debería renunciar.

Primero respaldó la imposición ilegal del jefe del INPE, Luis Pérez Guadalupe, de imponerle de facto la censura a la cadena Radio Programas del Perú, al impedirle que entrevistara al ex presidente Alberto Fujimori con argumentos políticos impropios de una entidad estatal técnica y de tercer nivel.

Luego incurrió en otra violación del orden constitucional al permitir que el INPE cercenara por razones políticas el derecho fundamental de Fujimori a la libertad de expresarse, y el derecho de los ciudadanos a conocer qué piensa el ex jefe de estado acerca del devenir de su petición de indulto.

Por si fuera poco, la ministra se ha convertido en una activista anti indulto, al extremo de haber filtrado a la prensa fotografías con el fin de desacreditar la petición del ex presidente. Lo grave aquí es que Rivas está coaccionando al presidente de la república para que deniegue el perdón.

Posteriormente ha desacatado una resolución judicial que ordena trasladar a Antauro Humala al penal militar Virgen de las Mercedes de Chorrillos, violando así la norma constitucional que establece que es obligación del Ejecutivo “cumplir y hacer cumplir las sentencias y resoluciones de los órganos jurisdiccionales”.

El jefe del INPE, Luis Pérez Guadalupe, ha burlado, con leguleyadas, el mandato de la justicia, para llevar de nuevo a Antauro Humala al penal de la base naval del Callao, y la ministra, en vez de destituirlo, lo ha respaldado.

Eda Rivas ha incurrido en graves infracciones constitucionales por las que debería responder ante el Congreso de la República. Le toca a éste hacer respetar el estado de derecho – es su obligación -, interpelando y censurando a la ministra.

En democracia, cuando un funcionario de tercer nivel – como son los directivos del INPE – infringe la ley y el orden constitucional, debe ser destituido de inmediato por la autoridad política a la que está subordinado. Y si ésta autoridad no lo hace, entonces tiene que asumir la responsabilidad de los agravios y dimitir.

La ministra Rivas parece carecer de una formación democrática sólida, es la única explicación a su conducta de sostener a Pérez Guadalupe en la jefatura del INPE y de aferrarse a su cartera ministerial.

Una vez más, el ala izquierda del Gabinete le crea problemas al gobierno, al confrontarlo con el Poder Judicial, con la prensa independiente y con una fuerza política importante para la gobernabilidad como es el fujimorismo.

La izquierda no puede contener su afán compulsivo de imponer su voluntad por encima del estado de derecho, y de confrontar al fujimorismo de manera innecesaria por caprichos ideológicos y políticos. En lugar de convocar en democracia, polariza sin importarle que el gobierno se involucre en peleas que lo desgastan y lo debilitan.

El presidente debería renovar su Gabinete. Es urgente y necesario.

Un comentario en “Cambio en el gabinete, urgente

  1. La Ministra Rivas ha encontrado en el jefe del Inpe:Sr.Guadalupe, a una especie de vasallo,que no le niega nada y hace y deshace en los penales como ella y sus aliados les convenga,sobre todo la izquierda rádical que esta poniendo trabas al gobierno de turno haciendolo pasar por incapaces de hacer valer su MANDATO….y claro que debe de hacer una depuración el sr.Ollanta Humala…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s