La Década del Negacionismo (II)

    ¿Por qué Sendero Luminoso ha logrado reagrupar sus fuerzas y reorganizarse? Porque el Negacionismo impuesto por la izquierda caviar desde el estado le dio todas las facilidades que le permitieron hacerlo. Recordémoslo.

Tras la captura masiva de terroristas en los 90′ el estado les impuso un régimen penitenciario severo: Una hora de patio al día, una visita al mes de un familiar y de su abogado; cero contacto con el exterior.

Aquel régimen tuvo por objeto impedir que se reorganizaran y quebrarlos políticamente para que se arrepintieran. Centenares lo hicieron y fueron llevados a otros pabellones bajo un régimen flexible. Tuvieron así oportunidad del perdón.

Cuando la izquierda caviar llegó al poder (2000-2006), liquidó el régimen de rigor y regresó a los arrepentidos a los pabellones de los fanáticos, que obligaron a los primeros a reintegrarse a Sendero.

En febrero del 2008 – desde el diario Expreso – revelé el régimen carcelario que se le dio a Guzmán el 2000: Doce horas de patio al día, teléfono, televisión, radio, diarios, revistas, visitas sin locutorio dos veces por semana, máquina de escribir, correspondencia libre.etc. El país se indignó.

Sin embargo, el presidente Alan García respondió así a la denuncia: “He analizado exactamente quienes van y quienes visitan (a Guzmán), que tipo de facilidades tiene, he visto fotos y videos, y veo que todo está dentro de la normalidad”. García cerró los ojos ante la amenaza terrorista.

Pero las concesiones penitenciarias y legales al terrorismo empezaron con el Decreto Supremo 003-2001-JUS, del 18 de enero de 2001, dado por el ministro de Justicia Diego García Sayán, y su viceministro Juan Jiménez Mayor.

El 2003 Rafael Rey denunció el inicio de la excarcelación masiva de terroristas y fue acusado de querer “desestabilizar al gobierno democrático”.

Ese mismo año el general Marcos Miyashiro denunció la existencia de “correas de transmisión” que llevaban y traían  directivas desde la Base Naval hacia otros penales y hacia los terroristas libres. El gobierno de Toledo lo negó.

Cuando ya era imposible ocultar el regreso de Sendero y su presencia en las asonadas contra la inversión, el 2010, García restauró el régimen carcelario de rigor y canceló los beneficios penales para los terroristas. Reaccionó tarde pues Guzmán ya había montado las bases para reconstruir su banda.

Por el arraigado culto fanático a su líder, Sendero jamás hubiese podido recuperarse sin Guzmán. La izquierda y los incautos negaron esto durante diez años, dándole alas al genocida para que pudiera reconstruir SL.

Hoy Sendero está cerca de capturar el Sutep, ha penetrado el estado, las universidades, se monta sobre las protestas sociales para desatar la violencia, y gana adeptos entre los jóvenes que conocen otra historia que se resume en una frase: “Los terroristas no eran Guzmán y SL, sino Fujimori y los militares.”

Sendero ha vuelto, y otra vez los políticos se niegan a encarar el problema. Ahora justifican su inacción diciendo: “No va a pasar nada, son solo cuatro locos”. Increíble, hemos vuelto a los inicios de 1980.

Un comentario en “La Década del Negacionismo (II)

  1. En todos estos años se ha visto un afán de satanizar al gobierno de Alberto Fujimori, hacerlo ver como el verdadero enemigo del país. En varias ocasiones se le ha puesto al mismo nivel de Abimael Guzmán al decir cosas como: “No debe haber libertad ni para Guzmán ni para Fujimori”. Ahora vemos las consecuencias de semejante irresponsabilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s