Resabios estatistas amenazan el SPP

          Alguien del gobierno que no entiende la importancia que tiene el Sistema Privado del Pensiones (SPP) para el país ha metido de contrabando un proyecto de ley que propone estatizar la recaudación de los ahorros de jubilación de los cinco millones de peruanos afiliados en las AFP.

El Estado no tiene ningún derecho de tomar los ahorros de los ciudadanos porque son propiedad privada. Además, maneja muy mal los fondos de pensiones, y tarde o temprano cae en la tentación de utilizarlos para fines distintos.

La motivación central del proyecto – garantizar que las empresas entreguen los aportes pensionarios que les descuentan a los trabajadores – es positiva, pero viniendo de un Estado que es el primero que incumple con entregar esos descuentos, queda claro que es solo un pretexto.

El proyecto suscita además temores porque en la campaña electoral el partido de gobierno planteó la virtual liquidación del SPP, y porque está fresco el caso de Argentina, donde el gobierno populista ha confiscado los ahorros pensionarios de diez millones de argentinos en una operación que comenzó precisamente estatizando la recaudación de los aportes.

El gobierno debe entender que el SPP es una pieza central en el engranaje del modelo de desarrollo que nos está sacando de la pobreza. Permite que los fondos de los trabajadores crezcan con las inversiones que hacen las AFP, pero es sobre todo un mecanismo importante de ahorro interno y una poderosa palanca de financiamiento del desarrollo.

En otros países, dicho sistema ha sido el motor que posibilitó su despegue económico, como Japón y Chile, por mencionar solo dos ejemplos.

Si el gobierno quiere proteger a los trabajadores debería cerrar el quebrado Sistema Nacional de Pensiones (SNP), que paga pensiones miserables, y que funciona como la pirámide de CLAE, solo que el Estado cubre el enorme forado con un subsidio millonario, para poder pagarles a los pensionistas de ese sistema.

Debería, además, incentivar el ingreso de más trabajadores al SPP – sobre todo independientes -, para que nuevas AFP ingresen al mercado y haya más competencia; controlar más los cobros a los afiliados al SPP, y dejar en libertad a esas empresas para que inviertan donde hayan más oportunidades de ganar, dentro y fuera del país, sin restricciones.

En otras palabras, lo que se necesita es fortalecer el SPP e instituirlo como sistema único – en vez de debilitarlo -, para que todos los peruanos tengan la oportunidad de alcanzar una pensión digna cuando se jubilen, sin necesidad de recibir un subsidio, y para que el Perú tenga una fuente de ahorro nacional más grande y más fuerte.

Por las razones mencionadas, el Congreso de la República debería desestimar el proyecto de reforma del SPP enviado por el Ejecutivo y sustituirlo por otro que sirva verdaderamente para fortalecer ese sistema, en beneficio de los trabajadores y del desarrollo del país.

El proyecto de la “gran transformación” ha sido archivado por el gobierno, pero al parecer han quedado por allí algunos resabios estatistas.

Un comentario en “Resabios estatistas amenazan el SPP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s