El Gabinete Valdés

   La renovación del Consejo de Ministros le ha inyectado al Ejecutivo un nuevo aliento, pero sobre todo un liderazgo renovado que transmite seguridad a la población tras la crisis generada por sectores extremistas en Cajamarca.

El cambio era urgente por la labor de zapa que cumplió la izquierda en el gobierno durante la crisis, como filtrar desde el Ministerio del Ambiente un informe sinuoso sobre el Estudio de Impacto Ambiental de Conga. Salomón Lerner tenía una legión de “caballos de Troya” en el Ejecutivo.

El Gabinete Valdés ha recibido el respaldo del Fujimorismo, el PPC, el Apra, Solidaridad Nacional, Somos Perú y de otras fuerzas democráticas. Solo el toledismo le mezquinó su apoyo porque Alejandro Toledo quiso incluir a ministros políticos en el Gabinete, lo cual fue denegado por el presidente Ollanta Humala, según ha revelado Álvaro Vargas Llosa.

Toledo declaró después que se alejaba del gobierno porque la designación de Oscar Valdés Dancuart como Presidente del Consejo de Ministros supone, a su njuicio, la “militarización” del Ejecutivo frente a la “protesta social”, lo cual es falso e injusto.

Falso porque el único militar en el Gabinete es Valdés, quien está retirado de la milicia hace 15 años, tiempo en el que se ha dedicado a los negocios y a la política.

Hablar de una “militarización” es avalar un discurso acuñado por los marxistas para criminalizar la acción legítima de las fuerzas del orden y para legalizar las asonadas.

La presencia en el Gabinete de Jorge Merino Tafur, mentor y gestor de políticas de inclusión social exitosas en los proyectos Las Bambas, Yucan, Alto Chicama, Bayovar y La Granja, también desmiente a Toledo.

La designación de Merino como titular de Energía y Minas indica que el gobierno tiene voluntad de dialogar y de aplicar un nuevo enfoque en los proyectos de inversión en minería e hidrocarburos.

Pero dialogar no significa hincarse de rodillas ante la prepotencia como hicieron Alejandro Toledo, Jorge del Castillo y Yehude Simon. Dialogar es abrirse al entendimiento sin sacrificar el principio de autoridad, piedra angular de la democracia.

La presencia de Valdés es garantía de que el Gobierno ha ingresado a una etapa en la que no permitirá que los extremistas se impongan por la fuerza sobre el estado democrático. Diálogo y entendimiento sí, pero con respeto al estado de derecho y al principio de autoridad, así funciona la democracia.

Lo malo del nuevo Gabinete son los ministros Justicia, Defensa y Relaciones Exteriores.

Juan Jiménez Mayor (Justicia) fue jefe del Gabinete de Asesores de Diego García Sayán cuando éste, siendo ministro provisional (2000-2001), benefició a los terroristas presos y comenzó la persecución injusta a los militares que lucharon contra el terrorismo.

Alberto Otárola (Defensa), fue agente del Estado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos durante el gobierno provisional. Después (2002) participó en la “reforma” de las Fuerzas Armadas que desarticuló la defensa nacional al extremo que el Perú perdió su capacidad militar casi por completo.

Rafael Roncagliolo (RREE) ha conducido la política exterior de manera tan lamentable que no merecía ser ratificado.

El gobierno ha dado un paso adelante, pero aún le falta depurar sus filas.

 

 

Anuncios

3 comentarios en “El Gabinete Valdés

  1. Excelente mi querido Víctor. Yo desde Miami, he escrito cosa parecida, guardando las distancia, con tu conocimiento y versatilidad.
    Totalmente de acuerdo.
    tengo también una página que se llama Orden democrático. Ahí puedes ver mis comentarios al respecto
    Fuerte abrazo y sigamos en contacto

  2. Los grupos económicos están presionando y mucho a Humala, pero lo importante es que a pesar de eso, las metas que prometió, se están cumpliendo. ejm: cuna más, beca 18, pensión 65, impuestos mayores a la minería que era intocable, etc…

    La población puede ahora confiar en que los proyectos de inversión no se harán a la manera del Apra ó Fujimori, con harta corrupción.

    Lo siguiente es que investiguen a los Aprofujimoristas.

    Bien que se asegure el crecimiento económico primero, poner bases firmes para crecer apoyándonos en tecnología y empresas competitivas. Y siempre invirtiendo en los olvidados hasta ahora, para darles igualdad de oportunidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s