Conga: Decisión que debe marcar un nuevo rumbo

   La decisión del presidente Ollanta Humala, de garantizar la continuidad del proyecto minero Conga, marca un rumbo claro del Gobierno y supone –si es que no tiene punto de retorno- un eventual rompimiento de la alianza política entre Gana Perú y los grupos radicales de izquierda que respaldaron su campaña electoral.

El presidente ha llegado a la conclusión de que su agenda de inclusión social es inviable sin un crecimiento económico sostenido que permita hacer obras y generar empleo, por ello ha decidido tomar el rumbo correcto, basado en la inversión privada como motor del crecimieno.

Ha entendido, además, que transitar de nuevo por los caminos tortuosos y conocidos del estatismo y el populismo nos conduciría otra vez al estancamiento que sufrimos durante décadas y alimentó más que nada ni nadie a la injusta exclusión social.

El caso Conga puso al presidente ante el dilema de ceder frente los radicales y hacer de su gobierno en repartidor de pobreza o deslindar con ellos y liderar una gestión generadora de riqueza, constructora de progreso y promotora de la justicia social, pero él ha decidido bien.

En esa misma línea, Humala ha acertado en rechazar de plano las presiones de los grupos extremistas que pretendieron inducirlo a aplicar una política falsamente ambientalista, contraria a toda clase de inversión privada.

La mayor contaminación de nuestras fuentes de agua es la basura arrojada a diario en ríos y lagos; sin embargo, los falsos ambientalistas jamás se han preocupado en combatir este mal. No les interesa hacerlo porque son impostores cuyo único fin es sabotear la inversión.

El presidente ha comprendido que la minería moderna opera con tecnología de punta que reduce al mínimo su impacto ambiental y que la devastación de nuestras aguas y bosques es obra de la minería informal. Ha renunciado a la absurda dicotomía “oro o agua” para adoptar más otra justa y razonable “agua más oro”.

Por otra parte, ha respondido como corresponde a la violencia extremista desatada -de manera concertada- en Ancash, Andahuaylas y Cajamarca al declarar que “el Gobierno no aceptará ultimátum de nadie”, dejando en claro que tiene bien puestos los pantalones.

Lo que se viene es predecible: los grupos radicales le declararán la guerra al Gobierno, arreciarán sus acciones violentas, Javier Diez Canseco formará tal vez su propia bancada ultra en el Congreso y Mario Huamán promoverá una “jornada de protesta”.

El Gobierno deberá responder con firmeza, dejando atrás la “política del avestruz” de los dos gobiernos anteriores, que enterraban la cabeza frente a la violencia y claudicaban ante los radicales, sacrificando el principio de autoridad y el estado de derecho en el nombre de un falso “espíritu dialogante”.

Este gobierno tiene inconsistencias, corrupción, incompetencia, mediocridad, etc., en sus filas, pero ha optado por seguir el rumbo correcto de la libertad económica y la democracia, lo cual es un avance extraordinario.

 

Anuncios

Un comentario en “Conga: Decisión que debe marcar un nuevo rumbo

  1. Analisis claro y preciso, lo felicito por ello.

    Al repecto, todos los peruanos consciente que el Peru y que el bien comun de toidos los peruano – incluyendo a los que se oponen al proyecto- esta primero, esperamos que el Presidente se mantenga firme en su posicion y no termine, como en otros gobiernos, en simples palabras que, ante la movilizacion social se rinde y se las lleva el viento, cediendo ante la protesta social y aceptando la exigencia de los protestantes perjudicando al Peru y a todos los peruanos.

    Los peruanos no deseamos bajarnos del tren de la historia en el que estamos subidos hoy y que nos conduce al desarrollo y progreso, generando con ello riqueza y atrayendo la inversión privada que genera mas riqueza, única fuente de recursos que tiene el Gobierno para cumplir con la necesaria e impostergable inclusión social de los peruanos no incluidos.

    Solo la riqueza genera riqueza y da los recursos para la inclusión social. No hay otra receta.

    No permitamos hoy que se detenga la inversión en el Peru porque de darse, mañana, cuando volvamos por ello a una situacion económica deficitaria, de endeudamiento externo y pobre calidad de vida, lo lamentaremos.

    Que tenga un buen fin de semana
    Alberto Silva Santisteban Larco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s