Ollanta, candidato natural de las ONG caviares

La Coordinadora Nacionalde Derechos Humanos (CNDDHH) se ha quitado la careta de “institución independiente”, y muestra hoy su verdadero rostro político al comprometerse con la opción electoral izquierdista radical que encarna el candidato y ex comandante Ollanta Humala, dado de baja del ejército por golpista.

La campaña dela CNDDHH“Fujimori nunca más”, según sus promotores, busca impedir que Alberto Fujimori regrese al poder, lo cual es ridículo pues quien está compitiendo en la campaña electoral es Keiko, no el ex jefe de estado preso.

Es además injusta y arbitraria porque pretende atribuirle a Keiko los errores políticos y los delitos que se produjeron durante el gobierno de su padre, o sea cuando ella tenía apenas 15 años de edad.

Y es absurda porque pretende colgarle a la candidata el cartel “antisistema” siendo lideresa de la fuerza política que fundóla Constituciónde 1993 y que le ha dado gobernabilidad al país en el actual lustro mediante la participación responsable de sus representantes en el Congreso dela República.

Es más bien Ollanta el presunto violador de derechos humanos en Madre Mía. Es Ollanta quien ha perpetrado dos intentonas golpistas. Es Ollanta responsable político de crímenes por haber aprobado el asesinato de cuatro policías en Andahuaylas.

Es Ollanta quien ha minado la gobernabilidad democrática en estos diez años, cuando intentó derrocar a Alejandro Toledo en el “Andahuaylazo”, y cuando alternó la agitación callejera con el boicot sistemático a todas las iniciativas políticas destinadas a fortalecer la libertad económica, piedra angular del sistema democrático.

Aquel boicot fracasó gracias a la posición de la bancada fujimorista en defensa del sistema y de la gobernabilidad. De esto pueden dar fe todas las bancadas democráticas del Congreso.

Las razones que usala CNDDHHpara justificar su guerra sucia contra Keiko son deleznables, son una cortina de humo que oculta la vieja posición política de los dueños de las ONG que integran aquel cartel poderoso.

La CNDDHHestá conformada por alrededor de 20 ONGs que han justificado siempre la violencia subversiva, pero el liderazgo lo ejercen sin duda las dos entidades más influyentes y poderosas política y económicamente: Aprodeh e IDL.

Aprodeh, nació a inicios de los años80’como apéndice de Vanguardia Revolucionaria (VR). El socio principal era el jefe de ese partido político Javier Diez Canseco Cisneros. Después éste le delegó el manejo dela ONGa un militante de su partido y hombre de su confianza absoluta, Francisco Soberón.

El Instituto de Defensa Legal (IDL) fue fundado en 1985 por antiguos militantes del Partido Comunista Revolucionario (PCR), como Ernesto dela Jara, Hans Landolt, Sofía Macher y otros. El PCR se declaraba marxista-leninista-maoísta, o sea podría decirse que era “primo hermano” de Sendero Luminoso.

Pero resulta que VR y el PCR eran partidos marxistas-leninistas, ambos tenían como objetivo tomar el poder por las armas e instaurar en el Perú una “dictadura del proletariado”, o sea un régimen totalitario comunista. Por ello los dos partidos tenían una estructura política legal y otra clandestina de tipo militar subversivo.

¿Con que fin se crearon entonces ambas organizaciones de DDHH, si nacieron a la sombra de partidos que proponían la destrucción de la democracia?

El fin es obvio: Neutralizar o frenar la acción de las fuerzas del orden que se enfrenten a los grupos subversivos que busquen capturar el poder por las armas.

Durante la última década esas ONG han penetrado instituciones del Estado democrático, han impuesto su visión en la construcción de la historia oficial y han logrado su objetivo de invertir y pervertir la verdad histórica.

Han logrado por ejemplo, que los jóvenes no sepan hoy quien es Abimael Guzmán, ni lo que hizo; pero sí saben que el “mayor violador de DDHH de la historia” es Alberto Fujimori, el presidente constitucional que derrotó al terrorismo.

También han logrado que los ciudadanos identifiquen los asesinatos múltiples de Barrios Altos yLa Cantutacomo “los más atroces crímenes de lesa humanidad” en nuestra historia; y que nadie se acuerde del genocidio de miles de campesinos indefensos a manos de Sendero Luminoso.

Han conseguido que los peruanos sepan quienes son los miembros del Grupo Colina y otros militares que cometieron asesinatos. Pero nadie sabe quienes son los senderistas genocidas. ¿Cómo se llaman los autores de las masacres senderistas, donde están ahora, están pagando sus crímenes o están impunes?

Como vemos, las ONG tienen una doble moral que se explica en el origen ideológico de sus directivos. Son y han sido siempre izquierdistas radicales, tolerantes con la subversión, enemigos solapados de la democracia y de las fuerzas del orden, caballos de Troya que penetran el estado para quebrar el sistema desde dentro.

Ollanta encarna la negación del sistema democrático, es la opción socialista dura, por eso es el candidato natural de las ONG caviares, que se han quitado la careta. Su moralina “derecho humanista” contra Keiko es solo una vulgar coartada, nada más que eso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s