Libertad económica versus economía “nacional de mercado”

Quienes adhieren al proyecto político que encarna Ollanta Humala suelen afirmar que “el neoliberalismo”, o sea la economía de libre mercado, ha fracasado en sacar al país de la pobreza y llevarlo hacia el desarrollo.

Como bien ha dicho el abogado Sergio Tapia, nadie en el Perú había escuchado hablar de la “economía nacional de mercado” hasta que Ollanta la incluyó en su plan de gobierno.

Dicho plan revive el modelo de “sustitución de importaciones” que aplicó la última dictadura militar (1968-1980), que nos dejó en la ruina y tuvo como ejes la presencia hegemónica del Estado, el proteccionismo y el desaliento de la iniciativa privada como motor del desarrollo.

Es el mismo modelo que aplica desde 1999 otro connotado militar velasquista, el coronel venezolano y presidente de su país, Hugo Chávez.

Por ello es pertinente ver y comparar los resultados que han tenido los dos modelos económicos en la última década, según cifras del Banco Mundial, divulgadas por el economista Miguel Palomino, del Instituto Peruano de Economía (IPE); y de la universidad venezolana Católica Andrés Bello (UCAB).

En ese período, la inflación –el peor impuesto a los pobres- ha sido de 25 por ciento en el Perú, y de 661 por ciento en Venezuela. Sólo el año pasado, fue 6 por ciento en nuestro país, en tanto que en el mercado venezolano creció 30.9 por ciento.

El Producto Bruto Interno (PBI) por habitante creció en Venezuela solo 12 por ciento. En el Perú aumentó en 48 por ciento.

Las exportaciones peruanas no tradicionales subieron de 3,010 millones de dólares en1998 a10,461 millones de dólares el 2010 (crecieron 300%). Las de Venezuela cayeron 30 por ciento: de 6,835 millones de dólares a 4,830 millones

Estas últimas cifras desmienten a quienes sostienen que el modelo económico peruano es solo exportador de materias primas, y demuestran además que el que se sostiene cada vez más en esos productos es el modelo venezolano.

Aún cuando el petróleo es el principal producto de exportación de Venezuela, el estatismo chavista ha ocasionado la caída de la producción de 1,270 millones de barriles de crudo al año a 889 millones, pese a que Chávez ha aumentado la burocracia de la empresa estatal PDVSA a más de 100 mil trabajadores.

En el caso del Perú, la producción de minerales ha aumentado más de 100 por ciento, de 124 millones de toneladas métricas a 240 millones, gracias a las inversiones atraídas por la libertad económica.

En materia de competitividad, las diferencias son mayores, pues Venezuela ocupa el último lugar en el ranking mundial de solidez de las instituciones públicas, en el que el Perú ocupa el puesto 96, puesto que tampoco es bueno así que hay mucho por hacer para mejorar en este aspecto.

Otra variable que mide la competitividad de un país es su infraestructura productiva (redes viales, redes eléctricas, telecomunicaciones, puertos, aeropuertos). En este punto, sobre un ranking de 139 países, el Perú está en el puesto 88 y Venezuela el puesto 108.

Los venezolanos sufren cortes de luz diarios de cuatro horas, y también cortes de agua, algo absurdo considerando que ese país tiene un ingreso anual aproximado de 100 mil millones de dólares solo por sus ventas de petróleo.

¿Por qué, teniendo tanto dinero, Venezuela ostenta ese grave déficit? Porque en vez de invertir en proyectos de infraestructura o de permitir que estos sean ejecutados por inversión privada, Chávez se opone a ésta y destina los ingresos del estado a sus proyectos políticos personales, dentro y fuera de su país.

En cuanto a corrupción, el país del norte ocupa el puesto 164 en el Índice de Percepción dela Corrupciónde Transparencia Internacional, sobre un total de 178 estados. El Perú está en el puesto 78, muy por encima de Venezuela, pero Chile ocupa el lugar 21. Dinamarca está en el puesto 1.

Finalmente, la pobreza en el Perú se ha reducido a la mitad en los últimos 20 años y los ingresos de los peruanos han aumentado más rápido, gracias a la creciente inversión privada que ha generado más empleo y oportunidades.

En Venezuela, los hogares con piso de tierra han aumentado de tres por ciento a seis por ciento, las casas hechas con materiales de desecho han aumentado de tres por ciento a siete por ciento; y las viviendas que tenían agua potable han disminuido de 60 por ciento a 50 por ciento.

Las cifras no mienten. El “paraíso” de “justicia social” que prometen los predicadores del estatismo acaba siendo, siempre, un infierno de pobreza, atraso, precariedad y dolor para casi todos, excepto la burocracia que ejerce el poder.

Anuncios

3 comentarios en “Libertad económica versus economía “nacional de mercado”

  1. No economia en el mundo que no este implicado en lo que es, la economia nacional de mercado,incluso an el mismo corazon pionero del mercado:Estados unidos,inglaterra,alemania,japon,francia,suiza,etc,etc.,si realmente fuera libre mercado como se dice,el estado y las fronteras no tendrian nada que hacer,eso del libre mercado es una utopia que se le vendio al incauto,es la forma mas elegante de imponerse ante el mas debil en el mundo de los negocios,es bueno la existencia del mercado para los momentos vivimos,pero no0 es la varita magica de los problemas nacionales del pais,el fujimorato con mas de 10 AÑOS DE LIBRE MERCADO ,no soluciuono los problemas estructurales del pais,ahora menos lo va hacer,eso es cuestion de lucha clases,por ello tampoco lo va a resolver el señor HUMALA,no es cuestion de promesas,es cuestion de hechos y posicion de clase.El peru no es un hecho aislado,chile tiene un pbi respetable pero tambien tiene una miseria y pobreza respetable,su clases sociales son como el peru,bolivia,ecuador.,muy marcadas,nitidas como el agua y el petroleo.,yo te lo digo por que yo lo conozco in situ,no0 como tu que dictaminas desde una comoda butaca.,mi humilde y modesto curriculum es el exilio y 7AÑOS DE PRISION,TORTURAS,ETC,POR PENSAR DIFERENTE.,veo que haces apologia al status quod de la corrupcion y el nepotismo antipatriota,los capiatles no tienen patria,ni amigos,tienen intereses,esto no me puedes refutar,sencillamente la verdad no puede ser refutada por la mentira.

    • Así que la economía, según tu y Ollanta, es una cuestión de la lucha de clases. Por favor explícanos como piensan ustedes administrar la economía, se acuerdo con la lucha de clases, para generar empleo, atender los servicios públicos básicos de salud, educación, seguridad social y seguridad ciudadana y nacional, construir la nueva infraestructura que necesitamos para desarrollarnos, mantener la que ya existe, pagar los sueldos y pensiones de los servidores públicos. Lamento mucho que hayas estado preso, fueron tiempos duros los de la guerra contra el terrorismo. Hubo personas inocentes que fueron confundidas con esos criminales, tal vez eso te sucedió. Pero felizmente los derrotamos y hoy vivimos en paz y con una economía que crece cada día. Nos falta mejorar el Estado, hacerlo efriciente para que los servicios básicos lleguen a toda la población, sobre todo a los más pobres, lo cual haremos sin necesidad de matar a la fuente que está generando la riqueza, que es nuestro modelo económico de libre mercado. El modelo que tu propones es el mismo que ha fracasado en otros países, como Venezuela, un país que recibe 100 mil millones de dólares al año por sus ventas de petróleo y sin embargo la gente sufre apagones y cortes de agua de más de seis horas diarias y la pobreza ha crecido en vez de disminuir.

      • Creo que ambos comentarios tienen razón en parte, no se puede todo a manos privadas y hacer lo que quieran sólo porque tienen dinero. El estado tiene que estar presente con algunas empresas estratégicas. Eso de lucha de clases me parece un absurdo, osea que tengo que matar al que tiene, para yo tener? y luego otro me matará a mi porque ya tengo? en cualquier sociedad siempre habrá desigualdad, pero eso se aminora dando oportunidad a todos por igual o al menos intentándolo; si se le da una buena educación al hijo del pobre esta destinado a dejar de serlo. Un factor importante de la pobreza es que no sabemos como salir de ella por nuestra baja educación y tratamos hecharle la culpa a cualquiera menos a nosotros mismos. Eso si, la educación debe estar orientado a ser independientes a generar riqueza por cuenta propia y dar empleo y generador de riqueza también al estado, y no a tener que ser un empleado de saco y corbata que ocupa una plaza del poco empleo que hay en una sociedad con pocos generadores de empleo. El estado-empresario nunca ha sido eficiente porque los que la dirigen no son dueños de ellas simplemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s