Pánico toledista: se viene enorme ola naranja

Un conocido diario toledista -propiedad de un habitúe visitante de la salita del SIN de Montesinos– ha desatado una campaña sin tregua que busca desprestigiar a la señora Keiko Fujimori con el propósito de menguar el respaldo ciudadano a su candidatura presidencial,
Confieso que la campaña, además de indignarme por injusta y falaz, me sorprendió, porque, presuntamente, al candidato del diario de la persecución política-judicial le conviene que Keiko Fujimori pase a la segunda vuelta.

“¿Por qué de pronto el toledismo se ha empeñado en atacar de manera feroz e implacable a Keiko Fujimori si más bien debería ayudar a que pase a la segunda vuelta?”, me pregunté.

La respuesta la he encontrado en la última semana, al recorrer los distritos más populosos y con mayor cantidad de electores de Lima, en mi condición de candidato al Congreso por Fuerza 2011. Y esa respuesta es: tienen miedo, saben que les viene encima una enorme ola naranja.

Lo he visto, percibido y sentido en las calles en San Juan de Lurigancho, cerro San Cristóbal, La Victoria y Chorrillos, por citar solo cuatro ejemplos. Hay un apoyo creciente del pueblo a la candidata de Fuerza 2011.

Tres semanas atrás, cuando comencé a recorrer esos mismos lugares, la mayoría de las personas se mostraba indiferente a la campaña, no estaban pensando en las elecciones.

Hoy, en cambio, hay un entusiasmo en ascenso, muchos se acercan para pedirme propaganda de Keiko, me preguntan dónde inscribirse como personeros, dónde hay locales de F-2011. Es francamente impresionante el cambio.

Pero más impresionante aún es la adhesión masiva a la candidatura de Keiko. Si uno observa el cerro San Cristobal, verá como muchísimas familias que viven allí han colocado en la fachada de sus casas carteles o pintas de respaldo a la candidata fujimorista. Solo en la parte trasera e inferior se ven unas cuantas pancartas de candidatos de otros partidos.

Y si usted camina por los mercados de Bayóvar o Santa María, en San Juan de Lurigancho, o por la Paradita o los mercados de San Genaro o de la avenida Guardia Civil, en Chorrillos, sentirá que ese apoyo es abrumador.

Alrededor del 60% de los comerciantes y consumidores con que conversé en esos lugares afirmaban con entusiasmo -o fervor en algunos casos- que votarán por Keiko.

Otra experiencia invalorable es el contacto directo con los ciudadanos de los pueblos jóvenes. Para ellos es importante tomar contacto con el candidato, hablarle, hacerle conocer sus preocupaciones, conocer las propuestas políticas. No tenemos un pueblo ignorante o desinteresado de la política, como muchos hemos pensado en algún momento.

En promedio están bien informados, hacen preguntas inteligentes o cuestionamientos frontales, bien sustentados, coherentes. Estoy convencido ahora de que en el Perú hay un gran capital humano para construir partidos políticos. Algo más: los más pobres quieren soluciones radicales, pero dentro del modelo de desarrollo, no son antisistema.

Son, eso sí y con justa razón, antiEstado, porque éste los tiene olvidados, relegados injustamente. Ellos apoyan por eso a la única candidata dispuesta a hacer que el Estado funcione y les brinde a los pobres los servicios que necesitan, en especial educación y seguridad.

Los habitantes de los sectores populares tienen la costumbre acendrada de llevar siempre un presente a las personas que visitan, como una fruta, un pan, una bebida. Algunos candidatos se han confundido y les llevan polos, gorros, chalecos, etc., objetos que tienen otro significado, pues no reflejan afecto o aprecio, sino interés. Algunos ni siquiera llevan los presentes, solo los envían.

Si los candidatos creen que ganan votos repartiendo regalos se equivocan, según lo que he visto, los ciudadanos de los sectores populares no votan por quién les da más regalos, sino por el candidato que sienten más cercano, con el que más se identifican.

Y entre los aspirantes a la presidencia es Keiko a quien sienten más cerca, porque es la heredera del único presidente que llegó a ellos y visitó sus pueblos. No es una apreciación mía, es un hecho objetivo que he recogido de mis visitas porque la gente me lo dice.

Después de haber vivido esta experiencia, me pregunto ¿dónde hacen sus encuestas las compañías encuestadoras? Creo que deberían replantear tal vez sus metodologías, porque hay una enorme brecha entre sus reportes y lo que se aprecia en las calles.

 

Anuncios

Un comentario en “Pánico toledista: se viene enorme ola naranja

  1. si de eso puedo confirmar. aparte del carisma y la ponderacion de keiko, en los debates pues salio bien parada a pesar que sus contendores son personas mayores y con mucha trayectoria, a eso tenemos que agregar el buen gobierno fujimorista esta presente en la gente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s