Cesar San Martín, ídolo con pies de barro

La Corte Suprema de Justicia ha cometido un grave error al haber elegido como su presidente a una persona a la que un sector poderoso ha elevado a la condición de ídolo de la judicatura. En realidad, el nuevo presidente del Poder Judicial, el doctor César San Martín, es solo un ídolo con pies de barro.

Es un hombre inteligente, profesor universitario, un referente del derecho penal peruano y abogado litigante de éxito cuando trabajó en el bufete de su amigo José Ugaz. Aunque ser litigante exitoso en un sistema de justicia que se mueve en gran parte por la corrupción es un mérito francamente dudoso.

Sus “credenciales democráticas”, tan promocionadas por cierta prensa, son – en ese orden- haber declarado culpable de las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta a Alberto Fujimori, y haber sido despedido del Poder Judicial por el gobierno fujimorista. Su vida parece signada por la del ex presidente de la república.

Pero si uno escarba en la trayectoria de vida de San Martín, verá que es imposible hallar una línea recta; su ruta ha sido más bien sinuosa.

Tras ser despedido por Fujimori, no tuvo reparos en trabajar como alto funcionario de “la dictadura” (como ahora gusta referirse a aquel gobierno) desde 1993 hasta 1998.

Primero fue asesor del ministro de Justicia Fernando Vega Santa Gadea, a quien asesoró en la elaboración de las leyes duras que permitieron derrotar al terrorismo. Después fue asesor de José Dellepiane Massa, cuando éste fue el Secretario Ejecutivo de la Comisión Ejecutiva del Poder Judicial.

El 2003, Dellepiane fue enjuiciado y encarcelado bajo la acusación absurda de haber aprobado la creación de salas penales especiales supuestamente “políticas”.

Dellepiane fue encarcelado y el stress le provocó un cáncer que lo mató. Pagó con su vida el haber creado unos tribunales que en realidad fueron ideados por su asesor César San Martín, tal como consta en documentos que son públicos.

Mientras Dellepiane fue maltratado, humillado, encerrado y atacado por cierta prensa, San Martín, que ya era vocal supremo, se quedó callado y oculto.

En el mismo año 2003, San Martín brindó sus buenos oficios al gobierno de Alejandro Toledo, como experto en derecho penal, para eliminar las leyes especiales antiterroristas de Fujimori, que el propio vocal había ayudado a crear, según testimonio del congresista Santiago Fujimori, una persona seria y rigurosa.

Después asesoró a Toledo en la aprobación del Decreto Legislativo 927, que ha permitido que centenares de terroristas convictos y confesos salgan libres de las cárceles al otorgarles amplios beneficios penales.

Su última “hazaña” ha sido volar la independencia, imparcialidad y respeto a la presunción de inocencia que debe mantener todo juez, en el juicio a Fujimori.

Correos electrónicos intercambiados por San Martín y su discípulo Gonzalo Del Río, han permitido conocer que poco después de haberse iniciado el juicio a Fujimori, y un año antes de la sentencia, el juez ya había decidido declararlo culpable.

En los correos revelados por el congresista Rolando Souza no hay margen de duda. Está claro que Del Río entregó a un grupo de juristas españoles copias de la acusación fiscal contra Fujimori para que opinaran si era consistente para condenar.

Del Río le indicó al vocal que, según la opinión de los españoles, la acusación fiscal era “un arma de doble filo”, y que la fórmula que debía seguir el tribunal para declarar culpable al ex presidente era aplicando la teoría de la “autoría mediata”.

San Martín y sus aliados han respondido que los jueces pueden hacer consultas a juristas antes de sentenciar y que el e-mail del escándalo ha sido parte de un complot para impedir que sea elegido presidente del Poder Judicial.

En contraste, juristas independientes de gran prestigio sostienen lo contrario. Según el ex Consejero Nacional de la Magistratura Aníbal Torres “las doctrinas se pueden consultar; necesariamente se hace para entenderlas, pero solo en términos generales. Las consultas específicas no están bien porque los jueces deben actuar con independencia y autonomía”.

El ex presidente del Poder Judicial Vicente Ugarte del Pino ha señalado que la defensa de Fujimori podría entablar, con grandes posibilidades de éxito, una demanda de nulidad de sentencia alegando que el fallo que inducido desde el extranjero.

Ugarte del Pino ha advertido la existencia de ilícitos penales en la conducta de San Martín, al haber admitido éste que los correos son verdaderos.

El ex presidente de la Corte de Justicia de Lima Marcos Ibazeta explicó que San Martín no recurrió a la figura del “amicus curae”, sino hizo “consultas directas sobre la teoría aplicable para establecer un nexo causal de culpabilidad, y eso lesiona el principio de imparcialidad; lo cual es un indicio de que la sentencia estuviese direccionada de antemano”.

Pese a todo,  la Corte Suprema acaba de elegir a San Martín como titular del Poder Judicial, en un proceso interno en el que lamentablemente perdió un hombre probo y correcto como es el doctor Enrique Mendoza.

El supuesto complot contra su elección fue puro cuento, pues 13 de los 15 vocales supremos titulares votaron por él, como estaba previsto que iba a ocurrir.

Y como colofón de esta historia escabrosa, tras ganar la elección, San Martín se despachó un discurso en tono soberbio, en el que afirmó desafiante: “nadie atacara impunemente a un juez (él) en el Perú, ¡Aquí mando yo!”, como si la institucionalidad de la Judicatura y la democracia estuviesen por debajo suyo.

Estamos advertidos, desde el 1 de enero próximo el Poder Judicial ya no tendrá un presidente, tendrá un dictador signado por el escándalo y la sinuosidad.

Anuncios

Un comentario en “Cesar San Martín, ídolo con pies de barro

  1. Pingback: “Alberto Fujimori: Inocente cuando sueñas”, algunas preguntas difíciles y las respuestas que no llegan « Varias Posiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s