Avelino Guillén, ¿víctima de una injusticia?

No queda le menor duda, el fiscal Avelino Guillén fue desaprobado limpiamente en los exámenes que rindió ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para ser nombrado Fiscal Supremo titular, ya que actualmente es provisional.

Con gran despliegue del aparato mediático toledista y caviar, Guillén ha sostenido que fue desaprobado por razones políticas, e inclusive ha dicho que el partido del gobierno habría ejercido presiones en el CNM para perjudicarlo.

Una abogada que conduce un programa de televisión nocturno ha “denunciado” que un supuesto lobby de abogados litigantes conspiró para que Guillén desaprobara porque éste era un obstáculo para aquellos, y ha culpado al CNM de ser cómplice de los presuntos “lobbystas”.

Sin embargo, todos estos argumentos se han derrumbado en un tris, como un castillo de naipes, con las explicaciones que, sobre el caso, han sido  dadas a la opinión pública por el portavoz del CNM, el biólogo Edwin Vegas.

Sin duda, han sido claras e irrefutables.

Vegas ha demostrado que NO hubo, ni pudo haber, manipulación alguna en la calificación de los exámenes de Guillén, porque las pruebas han sido iguales a las que se toman en los exámenes de ingreso a las universidades, es decir guardándose la confidencialidad absoluta de los evaluados.

Esto quiere decir que los dos exámenes que rindió el fiscal han sido anónimos, su identidad estaba protegida en un código de barras. Además, la calificación de las dos pruebas la hizo una computadora, no una persona.

Los evaluadores se enteraron de quien eran ambos exámenes, y cuales eras las calificaciones que les correspondían, después de que la computadora realizó su trabajo.

El doctor Vegas reveló igualmente que la evaluación tomada a todos los postulantes a fiscales y vocales supremos ha sido igual, sin que nadie más que Guillen se haya quedado de alguna supuesta irregularidad en el proceso.

Explicó que la prueba se dividió en dos partes: la primera, de 15 puntos y la segunda de 85 juntos, que sumadas daban un total de 100 putos como nota máxima.

En la primera el postulante tuvo que exponer y sustentar un caso judicial importante que le haya litigado durante su carrera como magistrado. En este examen Guillén obtuvo solo seis puntos, o sea salió jalado.

En la segunda prueba el aspirante debía proponer y sustentar los cambios que, según su criterio, deberían aplicarse para mejorar el sistema de administración de justicia del país. La nota que obtuvo aquí fue de 46 puntos, otra vez jalado.

El portavoz del CNM también dio a conocer que el doctor Guillén ha sido desaprobado por segunda vez, ya que el año pasado, cuando postuló por primera vez para fiscal supremo titular, tampoco superó las pruebas debido a que obtuvo bajas calificaciones.

Si los exámenes tomados por el CNM, como hemos visto, han sido técnicamente impecables, ¿por qué el fiscal Guillén habla de conspiraciones políticas en su contra, por qué en vez de dimitir dice que lo está evaluado?

¿Acaso espera que el CNM ceda a la presión mediática y le tome un nuevo examen a su medida para, de esa manera, ascender a fiscal supremo titular? Sería inmoral e injusto que esto sucediera.

Es igualmente injusto que cierta prensa y ciertos “intelectuales” pretendan sustituir al CNM y erigirse como los grandes electores de los nuevos fiscales supremos con el argumento de que Guillén debe ascender porque logró que se condenara al ex presidente Alberto Fujimori.

En primer lugar, el titular del Ministerio Público en aquel juicio fue el fiscal José Peláez Bardales, mientras que Guillén fue el suplente.

Pero, ¿acaso se le condenó a Fujimori por la tesis del fiscal Guillén? No, Guillén y Peláez lo acusaron de haber sido el jefe del Grupo Colina y de haber ordenado los asesinatos de Barrios Altos y La Cantuta, lo cual nunca probaron.

El vocal César San Martín les enmendó la plana y la sala condenó al ex presidente como “autor mediato” (intelectual) de dichos delitos, basada en una premisa política (fue dictador) y en una suposición (tenía que saberlo).

¿Cuál fue entonces el mérito de Avelino Guillén? Lo que más destaca la  prensa que lo apoya es que trató con suma dureza a Fujimori… Sí pues, tanto que el tribunal le llamó la atención de manera reiterada, por maltratar innecesariamente al inculpado. Curiosa manera de hacer méritos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s