La mayoría tendrá un gran monumento

El debate sobre el llamado Museo de la Memoria, o Lugar de la Memoria como dice Mario Vargas Llosa, ha quedado zanjado con la decisión de construir un monumento a los Héroes y Mártires de la Paz y la Democracia, anunciada por el ministro de Defensa, Rafael Rey.

Ha quedado zanjado porque en democracia las minorías tienen derechos. Y si una minoría quiere un espacio en donde recordar a los terroristas como “luchadores sociales” y “víctimas del estado” democrático, o sentir vergüenza y deshonra por la derrota del terror, pues es libre de hacerlo. La democracia es así de generosa porque en ella impera la libertad absoluta.

El escritor Mario Vargas Llosa ha inaugurado ese espacio, en Miraflores, en una ceremonia que contó con la presencia de Javier Pérez de Cuéllar y del presidente de la república, Alan García, muy entusiasta él, pero también con una notoria ausencia ciudadana. Asistieron solo los mismos que van siempre a todos los eventos de la izquierda caviar. En las afueras del recinto, centenares de agentes de unidades antiexplosivos, francotiradores, antimotines, motorizados, fuerzas especiales, etc., impedían que los ciudadanos transitaran a menos de cien metros de distancia de la ceremonia. El satanizado “aparato represivo” funcionó para darle tranquilidad a sus detractores. Aquel acto reflejó de manera cabal la soledad del poder: Aquella minoría, a despecho de su enorme aparato mediático, de su dinero, de sus redes y contactos internacionales, etc., estuvo muy sola, absolutamente sola. La mayoría de los peruanos tendremos nuestro propio espacio, el monumento a los Héroes y Mártires de la Paz y la Democracia, que será construido frente al que honra a los Próceres de la Independencia, en Jesús María. La iniciativa del proyecto le corresponde primero al teniente general FAP (r) Arnaldo Velarde Ramírez, y segundo a la Asociación de Oficiales Generales y Almirantes (Adogen), que la hizo suya y logró el apoyo del Ministerio de Defensa y de la Comisión de Defensa Nacional y Orden Interno del Congreso de la República. Para este escriba es una gran satisfacción que el proyecto recoja las ideas que venimos planteando desde hace años en esta columna para reivindicar la victoria de nuestra nación sobre el terrorismo, y honrar la memoria de miles de mártires y héroes que dieron sus vidas para legarnos la paz y la democracia que hoy tenemos. Algunos pensaron que porque la iniciativa nacía de Adogen se haría un monumento “de los militares para los militares”. Craso error, es una iniciativa de los militares para toda la nación, porque al fin y al cabo, forman parte de ella. Tendrá un bloque recordatorio en el que serán grabados los nombres de todos los que murieron por enfrentarse al terrorismo: dirigentes populares, dirigentes políticos, gobernadores, jueces, fiscales, maestros, médicos, ingenieros, religiosos, cooperantes extranjeros, miembros de las Rondas Campesinas, policías, militares, etc. De esta manera quedará perennizada la lucha que libró nuestro pueblo unido contra las bandas armadas Sendero Luminoso y Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), que pretendieron imponerse a sangre y fuego para liquidar la democracia e instaurar en el Perú una dictadura totalitaria y genocida. Será un reconocimiento justo a la memoria de más de 1200 compatriotas apristas, como Orestes Rodríguez, Rodrigo Franco, Ricardo Ramos Plata, Pablo Li Ormeño, Marcial Capelletti Cisneros, Armida Gutiérrez Trelles, Tito Jaime Fernández, María Melgar Aronés, que fueron asesinados por los terroristas. También quedarán grabados para la posteridad los nombres de María Elena Moyano, líder de la Federación Popular de Mujeres de Villa El Salvador; Pascuala Rosado, presidenta del asentamiento humano de Huaycán; Alejandro Calderón, líder del pueblo Asháninka; Pedro Huillca, secretario general del Sindicato de Construcción Civil; y todos los demás líderes de organizaciones populares asesinados por oponerse a que los terroristas capturasen sus instituciones. Igualmente los ingenieros de la agencia de cooperación japonesa (JICA) Seibun Kinra, Hiroshi Nakanishi y Kiyotada Miyagawa; y los sacerdotes polacos Zbigniew Adan Strzalkowski y Miguel Tomaszek, martirizados por los terroristas en represalia porque ayudaban a nuestros pobres. Tampoco podrían estar ausentes los militares y policías asesinados a sangre fría, o los que murieron en acción, en defensa de la democracia, como Enrique López Albújar, Gerónimo Cafferata, Carlos Ponce Canessa, Juan Carlos Vega Llona, Juan Valer Sandoval, Raúl Jiménez Chávez, Manuel Tumba Ortega, etc., etc. Como se puede apreciar, la lucha contra Sendero no la libraron solo quienes vestían uniforme policial o militar, sino también los dirigentes de las organizaciones populares, sindicales, campesinas, barriales, autoridades locales y dirigentes políticos de todas las corrientes comprometidas con la democracia. La muerte de los líderes sociales que resistieron al terror produjo un mayor rechazo de la población a las bandas armadas, que se quedaron más aisladas aún del pueblo, lo cual posibilitó su derrota estratégica en los años 90’. Los peruanos tendremos en el monumento de Jesús María un lugar donde rendirles a todos ellos un homenaje de gratitud eterna, donde llevar a nuestros hijos para que sepan que la paz que tenemos hoy costó muchas vidas y que por eso debemos valorarla y cuidarla cada día. Pero sobre todo, será un lugar en el que nuestros jóvenes podrán sentirse orgullosos de ser herederos de una nación de hombres y mujeres valientes y nobles, que fueron capaces de ofrendar su propia vida por defender valores sublimes, como son la paz y la libertad de sus hermanos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s