URUGUAY LE DICE ¡NO! A LA VENGANZA

plebiscitoUna dura derrota acaba de sufrir el lobby internacional de ONG de “derechos humanos” en Uruguay, donde el pueblo ha rechazado en las urnas la pretensión de ese grupo de desatar una venganza judicial indiscriminada contra los militares y policías que combatieron al terrorismo en los años 70’.

Más del 53 por ciento de los uruguayos votó por el ¡NO! A la propuesta de la izquierda marxista y las ONG caviares para que sea anulada la ley de amnistía vigente a favor de los militares, y para que se inicie luego una persecución judicial contra los uniformados.

Dicha ley, por cierto, no fue aprobada por la dictadura militar de ese país, ni tampoco por el régimen cívico-militar de Bordaberry, sino por el gobierno democrático y constitucional de Julio María Sanguinetti, el año 1986, durante su primera administración (1985-1990).

La llamada “Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado” fue aprobada como compensación de otra amnistía que había sido aprobada anteriormente en favor de los terroristas detenidos y encarcelados, los cuales fueron excarcelados tras ser declarados “presos políticos”.

Es un caso muy parecido al del Perú, donde ele estado (en 1993) perdonó a más de ocho mil terroristas que se acogieron a la Ley de Arrepentimiento, y después compensó este acto con la Ley de Amnistía (1995) que favoreció a centenares de militares y policías acusados de excesos en la lucha contra el terrorismo.

Uno de los beneficiados por la primera amnistía uruguaya es el ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del domingo pasado, el candidato del izquierdista Frente Amplio, José Mujica, quien purgó prisión por haber pertenecido al grupo terrorista “Tupamaros”.

La derrota en Uruguay ha sido demoledora para las ONG, ya que habían realizado una millonaria campaña con la misma consigna que han aplicado en varios países de la región: “no a la impunidad”, que naturalmente se refiere solo a los militares, y para nada a los crímenes de los terroristas.

El plebiscito que rechazó tal pretensión se realizó de manera simultánea con las elecciones presidenciales, en las que habrá segunda vuelta entre Mujica y el candidato del Partido Blanco, Luis Lacalle. Se requería la mitad más uno de los votos para anular la amnistía a los militares.

Tras conocer su derrota contundente, las ONG y los grupos marxistas que las apoyan han tenido que aceptar el veredicto popular, pero han advertido que no cejarán en su absurdo deseo de venganza.

Esta es la segunda vez que el proyecto izquierdista de vendetta es rechazado en un plebiscito. La primera vez fue en 1989.

Según cifras oficiales, durante la dictadura uruguaya (1973-1985) hubo 300 desaparecidos y algunos miles de secuestrados, torturados o asesinados. Las víctimas fueron militantes de grupos terroristas y en menor medida activistas políticos de izquierda que fueron confundidos con aquellos.

Con gran lucidez, el ex presidente Sanguinetti ha comentado así el resultado del plebiscito:: “20 años después los uruguayos reafirman que el país mira el futuro y no los fantasmas del pasado; la decisión es trascendente y supone un respaldo muy fuerte al cambio en paz aprobado tras la salida de la dictadura”.

Ha precisado además que durante la dictadura “hubo excesos militares inexcusables, pero no hubieran tenido cabida si previamente no se daba un terrorismo revolucionario que quiso imponer sus ideas por las armas”.

En el Perú, la ley de amnistía de 1995 fue anulada por una alianza perversa entre el marxismo y el toledismo sin que hubiera una razón válida para derogarla. Solo hubo afán de venganza política contra las Fuerzas Armadas,.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) opinó que dicha ley era “incompatible” con la Convención Interamericana, nunca falló por su anulación porque no podía hacerlo. Y sin embargo, la izquierda marxista sorprendió al Tribunal Constitucional y al Congreso, los indujo a anular la amnistía con argumentos falaces que ocultaron su fin verdadero.

Como consecuencia de ello, las fuerzas armadas peruanas se encuentran hoy sometidas a una infame persecución que las ha debilitado y disminuido, sin respaldo legal para combatir a un terrorismo que crece día a día en todo el país. El daño finalmente ha sido contra el país.

Anuncios

3 comentarios en “URUGUAY LE DICE ¡NO! A LA VENGANZA

  1. es vergonzoso el contenido de esta nota.Como uruguayo me siento asqueado por el manejo frivolo y erroneo que hacen de la informacion sobre el plebiscito para anular la ley de caducidad.De que lobby estan hablando?acaso de los familiares de desaparecidos que quieren justicia para sus seres queridos a los que ustedes llaman “terroristas”?se puede denominar como terrorista a un militante sindical,a un estudiante o a un simple ciudadano que por expresar su disconformidad con un regimen politico es secuestrado,torturado y desaparecido?muchos de los casos,la mayoria,de desaparecidos en este pais eran simples ciudadanos que no formaban parte de la guerrilla y que igualmente fueron desaparecidos por la dictadura civico-militar,por cometer el “terrorismo” de pensar diferente.El deseo de justicia de los familiares puede ser considerado como vendetta?.En su afan por justificar lo injustificable(el terrorismo de estado)la tergiversacion de la informacion parece ser moneda corriente,ya que no creo que esten mal informados.La verdad que su nota(la cual revela una linea editorial nauseabunda)es de los peores insultos a la inteligencia que he leido,y para colmo citan a Sanguinetti!!,siniestro personaje el cual,por si no lo sabian,esta implicado en el encubrimiento al escuadron de la muerte,de tendencia derechista como ustedes,que desaparecio ciudadanos que nada tenian que ver con los grupos armados que actuaron en Uruguay,que garantia este señor para hablar de D.D.H.H!!.Pero es obvio que las consideraciones de indole moral no corren para un medio como ustedes.En fin no me extendere mas,ya que es imposible razonar con fascistas recalcitrantes como ustedes,que se escudan en el cuento de de la convivencia democratica pero muestran la hilacha totalitaria y generadora de violencia cuando tienen que defender este sistema aberrante,el cual,mas tarde o mas temprano,se derrumbara ante el embate del pueblo organizado

    • Lo de facista, lo rechazó de plano. Facistas son los totalitarios comunistas que buscan asaltar el poder con las armas porque no pueden hacerlo en las urnas. En cuanto a su virginal defensa de los “inocentes”, me exonero de responderle, porque usted mismo muestra su verdadero rostro en las dos últimas líneas de su comentario: “…este sistema aberrante,el cual,mas tarde o mas temprano,se derrumbara ante el embate del pueblo organizado”. Más rojo, ni el tomate.

  2. Usted no es un fascista estimada Victor Robles, sino un neocon en nuestra versión chola, al menos los fascistas verdaderos no son hipócritas como los fujimoristas que no muestran su verdadera cara. Lo que si sería preocupante es que el gobierno tomara en cuenta las críticas de nuestra versión chola de Ronald Reagan y diera marcha atrás en sus políticas de los DD.HH en el Perú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s