En peligro disciplina en escuelas militares

Ante la decisión tomada por la ministra del Interior, Mercedes Cabanillas,  respceto de cambiar los reglamentos de las escuelas de oficiales y subalternos de la PNP, por considerarlos “discriminatorios”, y previendo que esto quiera ser trasladado las FFAA, presentó algunas ideas.

Para empezar debe quedar claro qué es una Escuela Militar, cuáles son las exigencias para los cadetes y alumnos, qué se espera de ellos, y cuáles son las restricciones a las que voluntariamente se someten desde que postulan. Eso de apelar a la igualdad en base a la Constitución solo favorece al caos. Así como la Constitución establece que esta prohibido discriminar ya sea por la religión, sexo u otros, también dice que las FFAA se rigen por sus propias leyes y reglamentos.

Desde hace unos años, diversas instancias como el Tribunal Constitucional, el Poder Judicial, el Ministerio Público, y la Defensoría del Puebloa vienen dictando resoluciones que perjudican la disciplina en las FFAA, esto es tanto o más importante que el comunicado que hace unos meses emitió el Comando Conjunto de las FFAA rechazando el acoso legal a los combatientes del VRAE.

No se puede seguir permitiendo que estas autoridades sigan afectando la  disciplina, columna vertebral de las  Instituciones  Armadas y de la profesión militar, ya sea por desconocimiento o por mala intención. Es inadmisible que,  por querer quedar bien con los políticos, se diga a todo “no hay problema” o se acate en silencio, porque estos cuestionamientos  que a continuación se plantean son irrefutables.

La preparación de un joven para que se convierta en oficial o suboficial no debe ser interrumpida, salvo que presente una enfermedad contraída a consecuencia del servicio, la cual tiene un tiempo de recuperación previsto, puesto que la exigencia física y mental, la adaptación a una nueva cultura militar requiere en esa etapa que no se altere su continuidad.

Por otro lado, las disposiciones que rigen las Escuelas militares no se motivan por tendencia discriminatoria alguna, sino por aquellas pautas que permiten establecer el régimen más adecuado para formar a los futuros oficiales y suboficiales, no importando el sexo del cadete o alumno. Lo que se busca es obtener al final el mejor personal. A eso aspira la nación, para eso el estado los financia con el aporte del contribuyente.

Entre el cadete o el alumno y su Escuela Militar se da una suerte de contrato. El joven que aspira a convertirse en cadete o alumno al ingresar a su Escuela se introduce en un régimen particular, distinto al de cualquier tipo de centro de instrucción civil, donde la exigencia no solo será mental sino física, debiendo dedicarse exclusiva e ininterrumpidamente (salvo sus periodos de vacaciones o francos) al estudio y a la preparación física y espiritual necesaria para defender a su patria.

A cambio, la Escuela (el estado) asume una suerte de tutoría, le paga su educación, su alojamiento, su salud, su vestido, sus actividades deportivas, y le asigna una propina, todo esto a cambio de que cumpla a cabalidad lo mencionado. El cadete o alumno, a diferencia del estudiante privado o público, es completamente subsidiado por el estado.  En tal sentido, los contribuyentes que en parte financian al estado, no tienen  por que correr con los gastos que demande un embarazo, los cuales implican los beneficios pre y post parto que tendrían que darse.

El estado financia al cadete o alumno, no a un hijo, entonces el cadete o alumno debe abocarse exclusivamente a sus obligaciones con la Escuela, debe dedicarse a estudiar y convertirse en un guerrero. A esto se compromete antes de ingresar, por escrito.

Si tiene que dejar de honrar su compromiso y de cumplir cos sus obligaciones porque debe atender  a su hijo, las FFAA no tienen porque asumir ese pasivo solo porque un grupo de personas desafortunadas así lo quieren.

Con una medida que favorece a una o dos personas, ¿acaso no se esta vulnerando los derechos de muchos ciudadanos que podrían no estar de acuerdo con que su contribución se otorgue a quien está descuidando, (en términos prácticos), su formación? Se debe tener en consideración que es una irresponsabilidad el hecho de que una joven se encuentre en cinta en forma no deseada en su condición de cadete de una escuela que obedece a un régimen especial, sobre todo teniendo en cuenta que en la actualidad existen muchos métodos para evitarlo.

Si la joven quedase embarazada por propia voluntad, más aún estaría demostrando una actitud rebelde contra las disposiciones de su Escuela, una pésima señal para un futuro Oficial o Suboficial. El aceptar a una cadete o alumna embarazada seria un mal ejemplo para sus compañeras, por que crearía un pésimo precedente frente a las que cumplen las disposiciones de su Escuela. Estas últimas podrían decir: yo me sacrifico y cumplo con lo que se me exige, mientras  ella incumple y encima la premian  con los beneficios de la maternidad.

     Si se permitiese que un cadete sea padre o madre y no sea dado de baja, qué clase de paternidad estaríamos fomentando, puesto que al terminar el periodo post natal tendría que dejar a un criatura al cuidado de otra persona pues el cadete tendría que incorporarse al sistema de internado, lo cual reduciría el tiempo a uno o dos días por semana para poder estar con su hijo. ¿como cumplirá entonces con sus obligaciones de padre?

     El aceptar cadetes embarazadas o cadetes padres implicaría que mañana más tarde se presentan casos como los que a continuación se indican, considerando que todos lo casos son contrarios a las  condiciones que el postulante  ha ACEPTADO VOLUNTARIAMENTE:

  • Que el internamiento vulnera su libertad.
  • Que no se le de de baja siendo aspirante al desaprobar un año porque se interrumpe  su derecho a la educación. Lo mismo con el cadete que repita por segunda vez.
  • Que el cadete (hombre) que embarace a una joven exija que se le otorgue licencia por maternidad.
  • Que también podrían postular a las Escuelas los jóvenes que ya sean padres.
  • Que la homosexualidad tendría que ser permitida en las escuelas, en concordancia con la no discriminación prevista en la Constitución.

 Recientemente fue reincorporada al CITEN de la Marina una alumna deba de baja por haber sido embarazada. Esto sucedió por orden de un juez, luego de que la joven diera a luz. Ella estuvo asesorada por un Técnico retirado de la Marina de apellido Chinchay, un leguleyo y tinterillo  que es el típico desleal y resentido con su institución.

La joven fue dada de baja por incumplir con el compromiso que firmó  antes de vestir el glorioso uniforme de la Armada de Grau. Su actitud es reñida con la  ética, y aún así fue aceptada por el PJ. Reñida con la ética por que si ocupó una vacante en el proceso de selección y  firmó  a un papel con el que no estaba de acuerdo no debió de hacerlo y en todo caso pudo antes presentar una demanda. Lo que hizo es   hipocresía, abuso del derecho. Bonita forma de empezar una carrera militar. Seguro no le va ir bien, por sus “propios meritos”.

A este   paso, pronto  un juez ordenará que en las Escuelas Militares existan guarderías para los hijos de las cadetas o alumnas. ¿Qué dice el Congreso a todo esto? ¿Dónde esta la Comisión de Defensa? ¿Van a seguir haciendo lo jueces y los fiscales los que las da la gana con la disciplina militar, favoreciendo a ya sabemos quien sin que el Congreso diga nada?

¿Se imaginan como se van a reír de nosotros los chilenos, ecuatorianos, bolivianos, tucos y demás “simpatizantes”?. ¿Por qué tenemos que seguir aguantando este Poder Judicial?¿No merecemos uno mejor?

Hay que evitar  que se destape esta caja de Pandora, por el bien de las FFAA y  de la  seguridad nacional.

Anuncios

Un comentario en “En peligro disciplina en escuelas militares

  1. LA ALUMNA O CADETE DE ALGUN INSTITUO MILITAR O POLICIAL CUANDO POSTULAN FIRMAN UNA CARTA DE COMPROMISO DONDE SE COMPROMETEN ACATAR SUS REGLAMENTOS, Y SI SALEN EMBARZA DAS INFRINGEN DICHO REGLAMENTO, LO QUE SE TIENE QUE AL SALIR EMBARAZADAS VAN A INTERRUMPIR SUS ESTUDIOS ACADEMICO, Y LAS PRACTICAS QUE SE REALZAN, POR LO TANTO LA FUERZA ARMADAS SE RIGEN POR SUS LEYES Y SUS REGLAMENTOS , POR LO TANTO SI SALEN EMBARAZADAS, ESTAN VULNERANDO DICHO REGLAMEN TOS, POR LO TANTO ESTOY DE ACUERDO QUE SE LES DEN DE BAJA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s