Crónica de un museo “caviar”

alan garcia y vargas llosaPor Juan Guillermo Mas Rosas

¿A quien pudo sorprenderle la decisión del presidente Alan Garcia de dar luz verde al museo de la “caviarada” habiendo manifestado previamente su desacuerdo con aceptar la donacion de fondos de Alemania para hacer posible el atentado contra la FFAA y la memoria de sus combatientes caidos en aquellos aciagos dias?. Por lo menos al que escribe estas líneas en lo absoluto.

Muy preciso el análisis hecho por Juan Noel en su post Potpurrí sobre este tema. En unas pocas semanas su apreciación se cumplió. La decisión presidencial que cambiaba en 180 grados su postura echó por tierra la critica de Álvarez Rodrich en su columna de La Republica (“AGP está aterrado por sus FFAA”).

 

Como dice Noel, este es un gobierno en el que el APRA, o más bien diría yo Alan, trata de favorecer a  los caviares, sin tomar en  cuenta las acusaciones de boca para afuera que a muchos de estos le hacen sobre todo en temas de ddhh. LA razon es muy sencilla el “cardenal” de la caviarada es su pata Diego Garcia Sayán y él solo él tiene la última palabra en el ámbito cavar, por lo menso en lo que se refiere a la Comisión de Derechos Humnos previa a la Corte de San José.

Es el mismo pragmatismo hayista de los años 50 y 60, ya ensayado por nuestro Presidente durante la década del fujimorismo. Más allá de la convivencia, no me cabe duda de que García comulga con los caviares en la idea de que los senderistas y los emerretistas son luchadores sociales, pero lo disimula muy bien.

Veánlo sino en su actuación tras al muerte de los 14 heroicos soldados. ¿Ha pisado siquiera una vez el VRAE? No. Los que tenemos buena memoria recordamos con facilidad las muchas muestras que dio al país durante su primer gobierno en ese sentido. Más aún, estoy seguro de que el mandatario guarda pocas simpatías hacia las FFAA y por eso ha puesto como Ministro de Defensa a Antero Flores Aráoz (AFA), a sabiendas de que no tiene aptitud para el cargo.

Por otro lado, no se entiende cómo el Almirante Giampietri, que es un hombre honesto y preocupado por la situación de las FFAA, continúe siendo parte de un gobierno cuyo líder detesta a las instituciones armadas, en particular a la que él perteneció.

Que duda puede quedar ante esta situación a sabiendas que el museo es promovido por los enemigos de las FFAA, lo que García sabe muy bien. Esperemos pues un pronto distanciamiento del Vicealmirante Giampietri de este gobierno, en consecuencia con lo que es y lo que defiende. Se debe dejar de preocupar por las formas, pues García no ha tenido ningún reparo en favorecer a sus enemigos políticos con el apoyo a la construcción del  Museo.

Basta leer el editorial de La Republica del 5 de abril para que eso quede claro. A buen entendedor, pocas palabras Almirante. Renuncie, esta sentado al lado  del enemigo.

El Vicealmirante es un hombre de honor, y los que lo respetamos y admiramos estamos esperando un  gesto. García se ha burlado de él y de Flores Araoz, con la diferencia de que el Vicealmirante tiene un peso específico al interior de las FFAA, Ánteroes solo un ”gato” de paso, sin ninguna ascendencia.

En cuanto al Ministro, como escribió Gibellini hace unos meses atras en el caviar Somos (sobre AFA) “después de vapulearlo y dejarlo sin piso más de una vez” como con el terreno del Pentagonito le mete una patada con el tema del museo de la “caviarada”. Pero lo más grave no es que haya ninguneado a AFA con esa decisión, sino que designación de Mario Vargas Llosa para presidir la comisión fue realmente inaudita –así debería serlo para el Ministro- luego de que MVLL lo atacara en su columna de El Comercio, y aquel le respondiera que no iba a permitirle mas groserías al escritor. Ya podemos ver ahora en que quedó su advertencia.

 ¿Y qué dijo AFA ante este atropello a su persona que más que cualquier ministro, es una vieja figura política nacional de destacada trayectoria democrática sin tacha?: “donde manda capitán no manda marinero”. Democráticamente hay que decirlo: argumento ridículo.

Si fuese un  hombre de honor no hubiese durado ni un minuto mas como Ministro, mandando  a la porra al Presidente, que con ese nombramiento lo que ha hecho es avalar el artículo de MVLL, en todo sentido insultante para el Ministro de Defensa del Perú. ¿Con que cara ahora va a liderar políticamente el sector? Vergüenza ajena.

 La decisión  a Vargas Llosa para que dirija el proyecto. Esa torpe  decisión sospechosamente  se dio poco después  del supuesto desliz presidencial contra el escritor en presencia de empresarios capitaneados por Dionisio Romero. Lo que opino es que ese “desliz” fue  hecho adrede para verse “obligado” a congraciarse con el escritor: Se necesitaba una excusa para dar viabilidad al Museo, más allá de las simpatías alanistas hacia los “luchadores sociales”.

Es lógico suponer que dada la presión de las ONGs internacionales, el gobierno germano debió enviar un mensaje a García, ahora vuelto un relacionista público del libre mercado, quien seguro  no desea incomodar a los alemanes.

Siempre la balanza: en un lado las ONG caviares, gobierno alemán y caviarada internacional; en el otro plato, Giampietri, AFA, FFAA. Ya sabemos el resultado. Además ¿Que otro ofrecimiento reservado habrá hecho la Canciller alemana a condición de que se acepte  la donación para construir el Museo?

Siempre en su línea, la ex CVR solo sirve para generar división en el país. No se ha empezado a construir el Museo y ya aparecieron los problemas.

Como escribió  Víctor Robles en este blog, la fobia que siente el escritor contra Fujimori, y todo lo que se  relaciona con él, incluido las FFAA, no puede ser motivo para dejar de lado ni la razón ni la verdad histórica. También en este blog, discrepo mucho con  lo escrito por Alcides Albente hace algún tiempo, en cuanto a su  benevolencia con Vargas Llosa. Se olvida Albente que Vargas Llosa es un cosmopolita que mientras los bombas mataban a cientos de compatriotas aquí, en Europa, el autor del satírico antimilitar Pantalón despotricaba contra su país, y al poco tiempo adoptaba la nacionalidad española como lo hiciese después con la japonesa su enemigo Fujimori.

  1. Desde ya lo decimos. Ese Museo, en cuya organización el escritor será una figura decorativa  ya que buena parte de su tiempo lo pasa fuera del país, va a estar en manos del viejo Lerner y su sequito de afeminados. Lo que buscarán los caviares con este Museo será equiparar a las “victimas” de un “bando” con las del “otro”. No podemos permitirlo. Debemos como sociedad boicotearlo, como se hizo con la pretendida estatización de la banca. ¿O solo la plata de los banqueros puede mover esa gente?. 
  2. Hay que hacer  inviable el mamarracho, que ya Lerner anunció que va  tener las bases  del yananco nosecuantos, para pretender nuevamente, esta vez con recinto, endosarle a nuestra sociedad –a todos los que vivimos esos años- un sentimiento de vergüenza por lo que sucedió en esa época, como advierte  Robles. Que la vergüenza la sientan esos miserables ante sus correligionarios senderistas y emerretistas al no haber tenido el valor de seguirlos al monte y empuñar un arma.

Las personas democráticas que no estamos de acuerdo con el Museo acusamos de cobardía y contemporización con el terrorismo al gobierno por haber cambiado de actitud. Que me diga MVLL que esto no es democrático. O democrático es solo pensar como él respecto de este tema. Cuidado con Vargas Llosa, no sea que en su guerra del fin de su mundo, vaya a confundir al Consegeiro con Abimael Guzmán.   

Sin embargo, pocas han sido las voces que han reclamado al Presidente esta afrenta contra la memoria de los cientos de civiles y militares que murieron enfrentando con o sin armas a los terroristas.

Sorprende como Expreso tan solícito para atacar a la caviarada, solo acusa al fariseísmo de la izquierda caviar por haberse cargado al hombro al gobierno, como si este último y en particular Garcia, se hubiera dejado sorprender por Lerner y cia. Atrévanse a decirle al mandatario lo que en verdad piensan de su afinidad con la caviarada. ¿o creen que no la tiene? Por favor.

Porque quien tiene la mayor responsabilidad en esto es Alan Garcia, un hombre de izquierda que cada cieto tiempo se   reencuentra  con su real sentir político, mas allá de su discurso sobre el libre mercado que hoy es adoptado por gobernantes ubicados a  uno u otro lado del espectro político,lo que hoy en la zurda se le ha dado por llamar “izquierda responsable”, que no es más que la preponderancia de los liberales de izquierda en desmedro  de la ortodoxa, como diria Albente que conce bien estos temas de teoria politica.

 Nuevamente García favorece con su debilidad al terrorismo,  esta vez a su versión moderna: el terrorismo blanco de las ONGs de DDHH y toda la parafernalia que los rodea. Ya el “tuco” blanco Lerner se apresuró en decir que ni los partidos políticos ni las FFAA deben ser parte de la comisión porque representan bandos en conflicto.

Claro, el otro es SL y el MRTA. Ya está cantado por donde va a ir  ese museo. El maldito caviar ese no entiende que aquí no hubo dos bandos ni tres ni cuatro. Fue una sociedad que se defendió como pudo del ataque alevoso y sanguinario de una partida de delincuentes miserables que se llevaron la vida de miles de compatriotas.

¿Qué dirá ahora García? Con su actitud está extendiendo una nueva factura por cobrar a quienes somos consecuentes con el rechazo al terror. A pesar de  los beneficios del mercado que apoyamos, no hemos olvidado quién es este tipo realmente, y menos sus deudas impagas con la Nación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s