UNIDOS CONTRA EL CANON

 “Si vuestro vecino llega a ser demasiado poderoso durante     la paz, quién os impide ser tan poderoso como él?. Si él contrajo alianzas, podéis contraerlas también. Si tiene pocos religiosos, y en cambio tiene muchos manufactureros y soldados, imitad su buen ejemplo. Si enseña a sus marineros, enseñada mejor a los vuestros”.

                                Voltaire, Escritos Filosóficos

 

Por Juan Guillermo Mas Rosas 

Como era de esperarse el gobierno maneja el tema del canon para la seguridad nacional (y no para las FFAA) con su vieja escopeta de dos cañones:  por uno expulsa  una bala  de fogueo (con declaraciones del  presidente a favor, tal como sucedió con lo del museo  de la memoria), y por el otro suelta la munición de verdad,  que tiene como objetivo destruir el proyecto de ley del Vicealmirante Giampietri.

 

Quienes no se han dado cuanta o se quieren  engañar, como Giampietri (por lo menos es lo que aparenta)  creyendo que este gobierno tiene intención de mejorar las condiciones de la seguridad nacional, por ende la de  las FFAA principalmente, se equivocan de  cabo a rabo.

A saber, en este tema, por delegación presidencial, quien tiene la última palabra es el ministro Luis Carranza, y ya sabemos como opina este señor. Esta es la real política del gobierno. Es bueno, además, recordar como el gobierno trató el asunto del chuponeo de BT utilizando a la Marina de Guerra como escudo ante el  escándalo.

A ver ahora que opinan ahora de esto los pocos (felizmente) y torpes uniformados  que simpatizan del aprismo:

  1. En cuanto  a Chile y al APRA les recuerdo un detalle. No nos olvidemos que la antigua tradición institucional aprista alberga entre sus fundamentos,  gratitud con vecino de sur. Los rotos que son buenos para olfatear nuestras debilidades desde tiempos de Portales (¿o creen que nos ganaron dos guerras solo apelando a las armas?) sabían  muy bien que recibiendo con los brazos abiertos a los perseguidos políticos  de los  treinta al cincuenta, algún  día les pasarían a estos la factura.  Por que conociendo muy bien nuestras idas y vueltas no necesitaban ser adivinos para estar seguros que el APRA tarde o temprano llegaría al poder. Y ese día llegó, tardo pero llegó la hora de cobrar la factura: 28 de julio de 1985. Siempre es bueno recordar. Merced  a la gratitud con la tierra de Lynch, de Godoy y de Baquedano,  Alan Garcia en su primer  gobierno   acabo con todos lo planes de guerra que con lógica y con realismo geopolítico, tenían   las FFAA ante una eventualidad con Chile. Mas grave aun. Aquel nefasto gobierno asestaría un duro golpe  a nuestro poder militar, al dejar a medias la modernización del BAP Almirante Grau, suspendiendo  la  de BAP Aguirre, reduciendo la compra de los Mirage 2000, entre otras joyas, que dicho sea  de paso se hicieron  sentir en la Guerra del Cenepa, en esa precisamente en la que el viejo “buen samaritano sureño”, mostró su “gran aprecio” por el Perú, vendiendo secretamente armas a los ecuatorianos.  

 

Maldita costumbre la nuestra de pasar la pagina sin aprender nada de lo que acabamos de leer. Nos merecemos nuestra suerte pues. Como te ven te tratan.

 

Entonces nunca por nunca los de la estrella tan amigos de la otra estrella, la solitaria (¿será casual el símbolo en común?), van a dar un paso que perjudique a estos últimos, mas allá del verso habitual de Garcia (le ganamos a Chile y toda esa cantaleta impostada), no lo han  hecho  ni contra el peligro que representa Venezuela y su aliado Bolivia (casas de alba, aimaras) menos lo harán contra su correligionaria,  la socialdemócrata Bachelet.

 

  1. Es evidente que el canon no va ir. Miremos las últimas declaraciones gubernamentales. Primero Del Castillo dice que se rinda cuentas primero de lo que las FFAA han gastado, exigencia que siendo muy valida,   nada tiene que ver con  el asunto de fondo. Reitero: el canon es para la defensa de todos no para las FFAA  Del Castillo, no engañe  a los despistados. Si  tiene dudas que investigue pues, ¿no es congresista con facultades para ello acaso?  ¿O esta picon por un suceso en particular, ocurrido hace unos meses relacionado con asuntos de seguridad nacional? Este caballero  acaviarado, esta diciendo lo que Alan le ha dicho que diga sobre el tema. Igual Carranza, lo mismo, el Canciller minimizando el tema (“el Perú no necesita entrar  en carreras armamentistas”, ¿acaso alguien  la  ha pedido de nuestra parte o la de ellos? ¿Estar listos para defendernos, ante una posible agresión del sur dentro de 5 años o mas cuando ese señor este en su casita bien tranquilo, es entrar en carrera armamentista?), y Gonzales Posada con el absurdo lloriqueo de exigirle a la OEA que intervenga en un asunto interno. En esa línea el gobierno  a través del Canciller y sus voceros, opta por pronunciarse sobre un asunto  interno (haciendo lo mismo, que le reclama a Chávez y su lacayo  Evo), que  es, nos guste o no, decisión soberana del país del sur de armarse, como quiera y cuanto quiera. ¿Acaso tenemos un pacto al respecto? ¿Existe algún tratado que lo limite? Ese criticar a Chile, y decirle que mejor gaste en educación o salud por  parte  de los  principales lideres de este gobierno, es ridículo por que a ellos no les corresponde en absoluto decir que convine o no a los chilenos hacer con su propio dinero. En lo que si deberían pronunciarse es sobre el estado actual de nuestra seguridad y que acciones habrán de tomar para mejorarla con medidas concretas (que  es lo que a los ciudadanos responsables mas nos interesa) en vez de hacer de plañideras y pedir auxilio a la OEA o la ONU, en actitud propia de cobardes. Si Dios, no quiera, mas adelante por razón del diferido marítimo, tengamos que afrontar un conflicto con Chile, aunque sea focalizado, pierda cuidado señor Gonzales Posada  que la ONU y la OEA intervendrán, como no, pero lo harán después de tres o cuatros días cuando ya tengamos que lamentar cientos de muertos de uno y otro lado. Que le dirían los apristas a los huérfanos, a las viudas. Imagino su respuesta: acusaran seguramente al gobierno de turno por no haber armado al país, como lo hacen hoy los caraduras de los toledistas. Así son nuestros políticos, o nos resignamos y nos acostumbramos a vivir con ellos aceptándolos como son y no nos quejamos más, o   los cambiamos por gente que haga política responsablemente, gente patriota y preparada. Para ello necesitamos construir una democracia más sólida, más fuerte, más institucional.

 

 

 Para zanjar el tema, nuestro  presidente, hinchado de, patriotismo, ha dicho que el Perú no necesita apelar a las armas para defender su posición ante el diferendo marítimo en La Haya. Ni más que decir, adiós al proyecto Giampietri una vez más. Que queden bien  grabadas sus palabras.

 

Todo este parloteo aprista no es mas que el disfraz  que necesitan para ocultar su intención de reducir  a las FFAA, matarlas  de inanición, jugando en parte con la caviarada y con los intereses  geopolíticos chilenos, ecuatorianos y boliviano-chavistas.

 

Nos preguntamos hasta cuando el Vicealmirante Giampietri va a seguirle el juego  a este gobierno. Salve su responsabilidad histórica Almirante,  ¿quiere que su nombre y su bien ganado prestigio que nada le debe al APRA  se asocie al de complicidad? Sea consecuente con su patriotismo, no se deje convencer por la componenda política de los apristas, ud esta por encima de ellos. Ante un posible con Chile, nadie se acordara que ud presento un proyecto de ley, solo se dirá que ud no hablo fuerte ante esta inacción, si es que no deja bien sentada su posición cuando, como es previsible su patriótico proyecto  sea rechazado. Dé una conferencia de prensa, escriba un comunicado, ud es un marino de guerra leal a la Nación en primer lugar, mucho  antes que a sus ocasionales  vecinos de asiento, que nada harían por ud ni por su familia, ni menos por la institución a la que ud se precia de pertenecer.

 

Finalmente le hago una propuesta a nuestras FFAA: Esta bien, que no se de  el  canon para nuestra   seguridad, en todo caso será un decisión legitima.  Pero eso sí, tomen   nota bien desde hoy de todos aquellos   con responsabilidad política que favorezcan la  -reitero democrática-  decisión de no otorgar  el canon. Por que sí mañana más tarde sucede un enfrentamiento militar con Chile que le cueste a la Nación peder la vida de jóvenes soldados, marinos y aviadores,  que aquellos sean  detenidos  todos los responsables políticos de  haber negado la inversión en  una adecuada disuasión estratégica, y luego   enjuiciados por traición a la Patria en tiempos de guerra. No vaya ser que, (aun saliendo victoriosos) pase lo mismo que con los civilistas después de la guerra del Pacifico, quienes salieron limpios de polvo y paja, luego de haber  impedido que se asignasen los   fondos que requería nuestra seguridad nacional en aquella época para evitar la tragedia del 79. Y no piensen estos políticos con responsabilidad en esa decisión, que nada de eso   pude  pasar, sino pregúntenle a  los fujimoristas ¿aquellos alguna vez se imaginaron ver a su líder sentenciado por haber vencido al terrorismo? Piensen que habremos quienes exigiéremos que la traición  sea castigada, con la mas furia  y vehemencia aun que la persecución  caviar  contra Fujimori, por que nos moverá un sentimiento patriótico, lo que es muchos mas fuerte  que un consigna ideología marxistoide y un interés económico importado. Considérenlo, se los recomiendo, están a tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s