Presión antidemocrática contra la justicia

 

tribunal-fujimori

 

 

 

 

 

 

 La escandalosa presión política que viene ejerciendo la ONG caviar Instituto de Defensa Legal (IDL) sobre el Poder Judicial, en el caso Fujimori, es repudiable porque atenta contra las garantías del debido proceso y la autonomía de la administración de justicia, pilares fundamentales de toda democracia.

En ninguna sociedad democrática se permite que una entidad privada pretenda imponerle al sistema judicial la composición de un tribunal, como pretende hacerlo hoy el IDL amparándose en los millones de dólares que maneja y que le permiten amenazar a las autoridades del Poder Judicial por medio de cierta prensa.

¿Qué es lo que desean los peruanos en el caso Fujimori? Justicia, sin duda. Y en democracia la justicia se basa en el debido proceso, del cual es inherente la designación de un tribunal imparcial; de otra manera es imposible impartir justicia.

El IDL que patrocina a los deudos de los terroristas ejecutados ilegalmente en Barrios Altos y La Cantuta, está en campaña abierta y desenfrenada para que el nuevo presidente de la Corte Suprema, Javier Villa Stein, designe a vocales provisionales en el tribunal que verá el caso Fujimori en segunda instancia, y excluya del mismo a un vocal supremo titular que ha marcado distancia de las ONG izquierdistas.

Lo hace con desesperación evidente porque necesita asegurarse una sentencia condenatoria de Fujimori que le permita justificar ante sus financistas los millones de dólares que ha recibido de aquellos para lograr ese objetivo.

Esto es lo que está en juego para el IDL y sus congéneres: su supervivencia económica. No les interesa para nada la justicia, sino el vil metal y el poder.

Por eso presionan con todo su poder a Javier Villa Stein, para que designe a un “tribunal de condena” en vez de un tribunal de justicia como corresponde.

Es escandaloso que el IDL pretenda imponerle al Poder Judicial la designación de vocales provisionales susceptibles de ser presionados por cierta prensa que apoya la acción antidemocrática de esa ONG.

En la década pasada, el IDL y las demás ONG caviares se arrancaban las vestiduras protestando porque el Poder Judicial designaba a vocales provisionales para ver casos que ellos consideraban “sensibles”. ¿Acaso el caso Fujimori no es “sensible”?

Si Alberto Fujimori tiene que ser condenado, que sea en justicia, es decir por una corte independiente, imparcial, no por un tribunal impuesto por presiones exógenas a la magistratura, ni compuesto por jueces provisionales susceptibles de ser manipulados por el poder económico y mediático de las ONG caviares que son parte interesada en el proceso. Esto sería una caricatura de justicia, una ignominia para el Poder Judicial.

Villa Stein puede recabar los comunicados que publicaban las ONG en los años 90’ y  bien podría usar aquellos argumentos para rechazar las pretensiones del IDL.

El veto caviar contra el vocal supremo Robinson González Campos es ilegal porque se basa en la opinión subjetiva y discrepante del IDL respecto de varios fallos emitidos anteriormente por dicho magistrado, en otros procesos judiciales.

Como discípulos del nazi Goebbles, repiten y repiten la mentira. Y ciertos ingenuos de la prensa repiten la falacia en vez de pedirle al IDL que diga de qué manera el vocal en cuestión resolvió en contra de la ley. Si Robinson González emitió un voto ilegal que lo echen, pero no ha sido así, sino todo lo contrario.

El “pecado” del vocal González Campos ha sido respetar las garantías del debido proceso y la presunción de inocencia, derechos fundamentales que el IDL y sus jueces adictos han hecho trizas en el nombre de una falsa lucha contra la corrupción.

La prensa independiente debe exigirle al IDL que sustente su posición jurídicamente, no con consignas, frases vacías, ni razones políticas como la que ha dado Gloria Cano, ex abogada de los terroristas chilenos del MRTA, quien dice que González debe ser vetado “por haber criticado la labor integral del IDL”. ¡Que tal raza!.

El maniqueísmo caviar se reduce a lo siguiente: todo juez que falla en contra del patrocinio del IDL es sospechoso de “fujimontesinista”. Solo son “justos y honestos” los fiscales y jueces que ceden a las presiones de las ONG y condenan a quienes éstas acusan, aunque sean inocentes, eso no importa.

Villa Stein debe saber que los dueños del IDL y de otras ONG hermanas han actuado en los últimos años al filo de la ley al jugar un doble papel de defensores legales de presos por terrorismo, y al mismo tiempo “capacitadores” de los fiscales y jueces que se encargarían de ver esas mismas causas. Eso se llama corrupción, aquí y en cualquier país democrático.

También ejercieron de manera simultánea cargos de funcionarios de estado encargados de litigar en causas judiciales patrocinadas contra el mismo estado por sus ONG o las de sus socios. O sea, el gato de despensero.

Además, conformaron la Comisión de Indultos del Ministerio de Justicia que otorgó ese y otros beneficios penales a terroristas presos clientes de sus ONG.

Sobre estos hechos hay investigaciones abiertas en el Congreso de la República y en el Ministerio Público, el cual le encargó el caso a la fiscal “anticorrupción” Marlene Berrú hace más de un año, sin que haya formulado la acusación respectiva.

Berrú, dicho sea de paso, es sindicada como una experta en “hacer dormir” las denuncias contra la izquierda caviar y toledista, como en el caso de Chicho Mohme, presunto operador secreto de Vladimiro Montesinos; y en el del general Roberto Chiabra, acusado de haber recibido dinero del mismo Montesinos.

Por todas estas razones, el IDL no tiene autoridad moral para pedir justicia, porque su labor ha estado y está dirigida siempre en contra del estado democrático, y en defensa de los terroristas, y porque la participación de sus directivos en instancias del estado ha sido al menos antiética y es aún materia de investigación fiscal.

Lo que el Perú reclama es que se acabe la indolencia e indiferencia de las máximas autoridades Poder Judicial ante las violaciones del debido proceso y de los derechos fundamentales que vemos a diario en los tribunales especiales de terrorismo y corrupción, a cargo de jueces “capacitados” por las   ONG caviares.

Acabar con esta inequidad debería ser el punto de partida de la presidencia del doctor Villa Stein. Si lo hace estaremos ante una gestión realmente distinta, autónoma e independiente, institucional y democrática; con un presidente que lleve los pantalones bien puestos, diferente de sus antecesores recientes.

Anuncios

Un comentario en “Presión antidemocrática contra la justicia

  1. Señor Conductor del Blog

    La lectura de solo un párafo dela rticulo, sufieciente para demuostrar que su autor carece de objetividad y de otra cosa.

    Podríamos estar de acuerdo con la aseveración de que la ONG. IDL defiende “terroristas”, pero lo que no se puede aceptar es que se diga que “el IDl patrocina a familiares de los terroristas ejecutados … en Barrios altos y la cantuta (…)”.

    En 1º lugar señores, están demostrando total intransigencia, irrespeto a la vida humana, pregunto: ¿Como saben Uds. que los asesinados en Barrios altos fueron terroristas? ¿acaso fueron juzgados por algún tribunal para que se le califique como tales?, fueron sometidos acaso a un juicio justo como hoy reclaman para don Alberto Fujimori y que que lo tiene en demasía, tanto que parece estar en hotel de lujo.

    Pues NO señores, no tuvieron ese privilegio porque fueron asesinados extrajudicialnmente, por orden de alguien que se creía un dios dueño de conciencias y vidas y que ahora exige debido proceso, justicia, compasión, la que nunca tuvo, ni incluso con su mujer que fue salvajemente torturada solo por ser honesta, casi fue tambien asesinada, despues se la tildó de loca, recibio la incomprensión de hijos malvados, interesados, ahora se calla por sus hijos. Eso hijos que son indignos de su madre, sin embargo una de ellas, inepta igual que su hermano, implicada en aprovechamiento indebido de los bienes de la nación, sustraída de cargos por jueces venales, pretende postular a la presidencia, aprovechando la ignorancia de muchas personas.

    Continuando con el tema, lo mas grave es que en Barrios altos asesinaron a un niño, acaso señor, ese niño también era terrorista para que alegremente se diga que la ONG defiende familiares de terroristas, esa afirmación es totalmente inaceptable, hitleriana, inhumana, demencial, pinta de cuerpo entero tanto al Sr. Fujimori como a quienes lo defienden. Es el mismo argumento que utiliza el Sr. Nakasaki en sus alegatos que mas parece lamento de incapacidad, al parecer el señor Nakasaki es el “abogado democrático” de la corrupcion y el crimen.

    Finalmente decir señor, que todos moriremos en algún momento y seremos también sujetos del tribunal de la vida, el Juez supremo juzgara nuestros actos, digo, ¿los que defienden a Fujimori podrán acaso alzar la mirada?. Sabemos por fuentes de la iglesia, de militares que se han arrepentido, que incluso la Comisión de la Verdad se quedo corta, debido a muchísima presión, pues los muertos sobrepasaron los 100 mil y el estado es responsable de mas del 90% de ellos, han corrido ríos de sangre, sobre todo de niños, ancianos y comunidades enteras de campesinos desmembrados, en el futuro se tendrá que formar otra Comisión de la Verdad. Es hora de hacer un análisis de conciencia, un acto de contricción y arrepentirse señores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s