¿Cuándo se jodió el fútbol peruano?

futbol

Parafraseando a Mario Vargas Llosa, nos preguntamos ¿cuándo se jodió el fútbol peruano?. Las respuestas son muchas, pero las más comunes y recurrentes son las que nacen de la ignorancia, la mediocridad, del resentimiento y hasta de ciertos odios.

En mi opinión, no podemos aspirar a tener un futbol competitivo sin antes no tenemos un conjunto de elementos: amor profundo a la tierra que nos vio nacer, vergüenza deportiva, buena preparación técnica, instituciones deportivas modernas y una buena infraestructura futbolística.

Mañana podrán botar al “Chemo” del Solar y reemplazarlo por José Mourinho, pero ni así clasificamos al mundial, a menos que ocurra un” milagro”. Podrán fusilar a Manuel Burga y reemplazarlo por Julio Grondona, y tampoco cambiará nada.

No dudo del amor a la camiseta de parte de nuestros futbolistas, sino de sus limitaciones, ya que en su gran mayoría se forman espontáneamente, sin bases técnicas sólidas; además, cuando llegan a profesionales disputan torneos de muy bajo nivel de competencia. Cuando un futbolista está bien formado desde niño, es muy difícil que yerre un pase. Aquí ocurre todo lo contrario, cada partido es un concierto de malas entregas y de muchos otros errores infantiles.

En México y en Centroamérica el fútbol ha evolucionado principalmente porque esos países han ingresado a la nueva era de los clubes modernos que se han convertido en sociedades anónimas o, sin dejar de ser asociaciones, operan como empresas privadas eficientes. Ni hablar lo que ocurre en Europa desde hace años con el Real Madrid, el Barcelona, el Manchester o el Chelsea.

Esa visión moderna de la institucionalidad deportiva les permite tener jugadores de primer nivel y una excelente infraestructura deportiva que les permite formar una inacabable cantera de nuevos futbolistas. De hecho, México se ha convertido, después de Europa, en el segundo mercado futbolístico más atractivo para los futbolistas sudamericanos.

Aquí, los clubes más grandes, Alianza Lima, Cienciano, Cristal y Universitario, tienen a lo mucho 500 socios, de los que apenas unos 100 se disputan permanentemente las directivas, y al final éstas terminan en manos de un grupo aproximado de diez o 12 socios que manejan todo. O mejor dicho, “desmanejan” todo. Por eso sus principales figuras no vienen de sus canteras sino del extranjeros, como los colombianos Candelo y Montaño, o el uruguayo Ximernez.

Otro factor nefasto que alimenta la mediocridad futbolística es el bajo nivel de una parte de la prensa deportiva –salvo honrosas excepciones –, la cual exhibe a diario una ignorancia de la realidad deportiva del país tan grande como el afán mercantilista que la lleva a “endiosar” a los futbolistas cuando logran una victoria, y a humillarlos de la peor manera cuando llega la derrota inevitable, sin reparar en las honras de los deportistas y de las familias de estos.

Esa misma prensa suele exaltar o justificar las agresiones que sufren a veces los futbolistas de parte de fanáticos a los que aquella suele elevar a la categoría de “hinchas sufridos” que reclaman con “justicia”, cuando en realidad son grupos de vándalos enajenados y violentos.

Tampoco podemos aspirar a ser un país productor de buenos futbolistas si en nuestras poblaciones más populosas ni siquiera existen campos de fútbol, o sólo hay unos cuantos. Lo único que abunda son losas para jugar “fulbito”.

Las últimas generaciones de grandes futbolistas que tuvimos fueron la de los años 70’ y 80’, que llegaron a los mundiales de México 70’, Argentina 78 y España 82’, conformadas, entre otros, por César Cueto, José Velásquez, Hugo Sotil, Teófilo Cubillas, Héctor Chumpitaz, Juan Carlos Oblitas, Juan José Muñante, Pedro Perico León, Julio César Uribe, Julio Baylón, “Cachito” Ramírez , Roberto Challe, y muchos otros más. ¡Había jugadores para armar dos selecciones competitivas!

Abundaban porque a partir de los años 50 se crearon muchas canteras de futbolistas, que eran principalmente las Grandes Unidades Escolares (GUE), a las que llegaban miles de alumnos seleccionados entre los mejores estudiantes y deportistas de las demás escuelas públicas.

En las GUE, los alumnos tenían entrenadores profesionales de fútbol y de otras disciplinas deportivas, como atletismo, basquetbol y voleibol, y recibían implementos deportivos para entrenarse, alimentación especial, tutores especiales y facilidades estudiar.

A partir de los años 60, los clubes de fútbol profesional (incluyendo de los de la Segunda División, que también era muy competitiva) se alimentaban mucho menos de los potreros, y mucho más de las GUE, que siempre ganaban los populares torneos de fútbol inter escolar. Fue así como se forjaron las generaciones victoriosas que tuvieron vigencia hasta mediados de los 80’.

Aquí volvemos a la pregunta inicial ¿Cuándo se jodió el fútbol peruano?.

Se jodió cuando el Estado dejó de proveer al Deporte del presupuesto que le dedicó durante los años 50’ y 60’ y que le permitió al Perú contar no solo con canteras de buenos futbolistas, sino también con otros  grandes deportistas en diversas disciplinas. No olvidemos que gracias a esa política el Perú fue campeón sudamericano de fútbol, basquetbol, voleibol y también de atletismo.

A partir de los años 70’, y de manera paulatina, los fondos que eran destinados antes para el deporte, y también para la salud publica, la educación universitaria y la infraestructura, fueron derivados a financiar una burocracia estatal monstruosa y 170 empresas estatales que 20 años después quebraron la economía del Perú al dejarle una pérdida anual de 1,500 millones de dólares.

Fu el estatismo el que jodió a nuestro deporte, y por consiguiente al fútbol peruano.

Ahora que el presidente Alan García le ha propuesto al país fijarnos metas positivas, una de ellas debería ser reconstruir y potenciar las GUE con los nuevos avances de la tecnología y el conocimiento, y crear nuevas GUE, para que vuelvan a ser la plataforma base del renacimiento del deporte peruano. Solo así recuperaremos nuestros antiguos laureles deportivos.

Anuncios

Un comentario en “¿Cuándo se jodió el fútbol peruano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s