Equilibrio peruano

correa-uribe

Difícil el dilema que tuvo que enfrentar el Perú durante la crisis política entre Ecuador y Colombia, al haber tenido que optar entre la defensa del principio de la soberanía territorial y la defensa de la democracia frente a la amenaza del terrorismo en la región.

Más difícil aún a la luz de los intereses nacionales que están en juego luego de la presentación de la demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, en la que necesariamente Ecuador tendrá que ser tomado en cuenta por esa autoridad jurisdiccional.

La soberanía territorial es sagrada en América Latina y por eso el presidente Alan García le ha pedido a Colombia que le brinde las disculpas del caso a Ecuador, y le ha expresado a su colega ecuatoriano Rafael Correa la solidaridad peruana ante la intrusión militar colombiana.

A renglón seguido, sin embargo, y en alusión directa al gobierno venezolano, ha exigido que éste deje de echar leña al fuego de la crisis ecuato-colombiano, y ha rechazado además toda forma de injerencia política en nuestros países, como por ejemplo la de la llamada Coordinadora Continental Bolivariana (CCB) o las Casas de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

De esta manera el Perú ha establecido un justo equilibrio, dejando en claro que tan importante como defender la soberanía es defender a la democracia de los grupos terroristas, los cuales, dicho sea de paso, tampoco respetan la soberanía ecuatoriana, ni la venezolana, sin que Chávez o Correa protesten o los rechacen. Más bien los toleran y los apoyan.

Esto último ha quedado en claro con la crisis entre Ecuador y Colombia, en la que el gobierno de Caracas se ha solidarizado abiertamente con las FARC, una banda que pretende capturar el poder por la vía armada en un país democrático.

Tampoco es casual que la última cumbre de grupos terroristas de la región se haya celebrado en Quito, y que el mensaje principal de la misma haya sido enviado, en un vídeo, por el abatido terrorista “Raúl Reyes”, quien al parecer se desplazaba libremente por territorio ecuatoriano sin que nadie lo hostilice.

De otra parte, el congresista Rolando Souza dio a conocer que en la cumbre terrorista de Quito participaron delegados de las llamadas Casas del ALBA del Perú y del MRTA.

El Congreso de la República decidió por ello otorgarle facultades de comisión investigadora a una nueva sub comisión para que indague sobre la labor que realizan en nuestro país las llamadas Casa del ALBA, para definir de una vez por toda si reciben financiamiento exterior venezolano y si mantienen vínculos con terroristas nacionales y extranjeros.

La investigación política, empero, debe ser complementada, necesariamente, con otras de carácter policial y de inteligencia, en resguardo de la estabilidad de nuestra democracia y de la paz de los peruanos. La seguridad del Perú lo demanda. (victor.robles.sosa@hotmail.com)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s