¿Chávez tiene la culpa?

chavez1

Importantes analistas políticos acaban de señalar que en el Perú hay dos tipos de operadores del chavismo: los que creen en esa ideología – que propone regresar al estatismo que arruinó al país llevándolo al borde de la desintegración – , y los que actúan por dinero.

Quiero referirse a los primeros, y resaltar que son principalmente jóvenes de bajo nivel educativo y escasa cultura política, fácilmente seducibles por el discurso demagógico sobre “ricos versus pobres”.

Muchos de ellos son universitarios, lo cual confirma la pobre calidad educativa de nuestras universidades, pero sobre todo el monopolio izquierdista en las cátedras sociológicas y políticas, del cual son responsables las autoridades universitarias por falta de convicción democrática.

De otra parte, debemos preguntarnos cuál es el “menú de opciones” democráticas que les ofrecemos a nuestros jóvenes sensibles a la problemática social y preocupados por dar una contribución política.

Las principales organizaciones políticas populares a las que tienen acceso son Patria Roja, el humalismo, el PCP ex soviético, y el APRA. Y si son de clase media acomodada, están los grupos “caviares” que manejan algunas universidades privadas.

Excepto el PAP, los frentes juveniles de los partidos políticos democráticos, como el PPC, Solidaridad Nacional, Fuerza 2011, Perú Posible, Acción Popular, etc., son casi inexistentes en nuestras universidades y en la gran mayoría de los barrios.

El debate político juvenil en los barrios, en el campo y en las aulas es casi exclusivo entre apristas e izquierdistas, con el agravante de que el APRA maneja en esos niveles un discurso que, al igual que el comunista, reivindica en buena medida el estatismo y repudia la libertad económica, pilar fundamental de la democracia, por considerarla la causa de la pobreza.

En consecuencia, el chavismo tiene responsabilidad en la agitación, pero no en la escasa convicción democrática de nuestros ciudadanos. Ya es hora que los partidos políticos democráticos dejen de actuar como meros clubes electorales y funciones como instituciones insertadas en la población, con vida intensa y activa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s